El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha pedido este miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que cumpla con la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 2023, durante su intervención en las Jornadas Confederales de Acción Sindical ‘Estudio y análisis de las masas salariales y convenios colectivos’, donde estaba presente el jefe del Ejecutivo.

Álvarez ha agradecido a Sánchez el cumplimiento de sus promesas, entre las que ha citado la subida de las pensiones con el IPC, y le ha solicitado que haga lo mismo con el SMI, que ya ha demostrado que es una «política eficaz».

«Necesitamos que se suba el SMI. Es una gran palanca para mover los salarios en nuestro país. Todos los países del entorno europeo lo están haciendo (…), es razonable que demos ese paso adelante porque nos va a ayudar», ha expuesto Álvarez en su discurso.

El objetivo del Gobierno es elevar el SMI al 60% del salario medio español en 2023. La Comisión de Expertos del Ministerio de Trabajo ha propuesto una horquilla de subida de entre el 4,6% y el 8,2% para 2023. UGT aboga por fijar el SMI de 2023 en 1.100 euros.

El líder sindical también se ha dirigido a la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) para exigir que se siente a negociar el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), en suspenso desde mayo de 2022.

«La CEOE tiene que sentarse y llegar a un acuerdo. Quiero pedir a las empresas que cumplan con los acuerdos a los que se llega», ha dicho Álvarez, y ha advertido a los empresarios de que tienen que elegir entre «salario o conflicto».

En este sentido, el secretario general de UGT ha reprochado al Banco Santander ser la «única entidad bancaria que no ha trasladado el acuerdo de subir los salarios», y ha acusado a la entidad financiera de haber absorbido «todo o casi todo el aumento que estaba previsto en ese acuerdo».

CAMBIO SOCIAL EN LAS CONDICIONES DE LOS TRABAJADORES

Ante la presencia de Sánchez, Álvarez ha destacado el «cambio social en las condiciones de los trabajadores» logrado con las políticas del actual Gobierno.

Álvarez ha citado la reducción de la temporalidad en el empleo, gracias a la reforma laboral, o la subida de las pensiones, un 8,5% para este 2023.

El secretario general de UGT ha señalado que esos éxitos también son resultado del diálogo social con los agentes sociales. «La concertación social prácticamente no se celebra en ningún país de la UE y hay muy pocos países en el planeta que la celebren», ha comentado Álvarez, y ha recordado al exsecretario general de UGT Nicolás Redondo, fallecido la semana pasada.

Para Álvarez, el diálogo social ha permitido acuerdos que «han hecho posible la transformación del país y que han ido perdurando en el tiempo». El secretario general de UGT ha defendido que estos acuerdos son más frecuentes cuando gobierna la izquierda, y ha alertado del peligro de «empezar a cuestionar» el diálogo social.