Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha vuelto a escribir, como cada año, su tradicional carta a los Reyes Magos en la que piden «viabilidad y rentabilidad» para el campo, con costes que se puedan trasladar, precios justos y políticas que cuenten con el sector primario, según ha informado en un comunicado.

En concreto, la organización agraria, que ha calificado 2022 como un año «muy duro» debido al aumento de los costes de producción, en gran medida debido a la guerra en Ucrania, ha pedido a los Reyes que dote al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación «del ánimo y la energía necesarias para poder ordenar la situación y que no la paguen los agricultores y ganaderos».

La organización ha lamentado que el contexto internacional esté minando la actividad profesional del sector agrario y ha indicado que, aunque no esté en manos del ministro Luis Planas poner fin al conflicto bélico y sus consecuencias, «sí que puede implementar mejores medidas que las anunciadas a final de año que de verdad ayuden a paliar la grave crisis que aqueja al campo, especialmente en algunos sectores como el lácteo».

En este sentido, ha afirmado que la cadena alimentaria sigue presentando «muchos desequilibrios» y que este hecho se puede revertir. «Solo falta voluntad política. El trabajo de los agricultores y ganaderos es muy sacrificado, cansado, pero necesario porque la sociedad tiene que alimentarse», ha asegurado la organización, insistiendo que la rentabilidad está en el mercado y no en las ayudas, reclamando «reglas del juego justas».

En la misma línea, ha invitado a que se cuente con agricultores y ganaderos cuando se toman decisiones que les afecta, tanto en cuestiones de reformas laborales como en cuestiones meramente agrarias porque así será todo más enriquecedor. Así, han pedido a Melchor, Gaspar y Baltasar que, apelando al espíritu de la Navidad, coloquen las urnas en el campo.