La Asociación de Usuarios Financieros (Asufin) prevé que el Euríbor alcance en junio de este año la cota del 4%, lo que supone una subida por cada 100.000 euros de hipoteca, con diferencial en el 1%, de algo más de 2.000 euros.

Esta revisión arrojará una subida de sobrecoste anual en apenas un año, si se tiene en cuenta la acontecida en 2022, de 2.769 euros, según los cálculos de la asociación.

Con el dato de cierre mensual de diciembre, que se ha situado en el 3,018%, Asufin destaca que, más allá que haber superado la barrera psicológica del 3% y de volver a tipos que no veían desde 2008, lo relevante es que se ha cerrado el año 2022 con un acelerón en la subida del Euríbor de diciembre.

Y es que, si bien a principios del mes de diciembre se apreciaba una subida sostenida, en rangos del 2,8%, se ha terminado con niveles del 3,2%, para cerrar en una media mensual del 3,018%. «Es decir, empezamos el mes de enero cómodamente instalados por encima del 3%», remarca.

Según la asociación, lo que se va a empezar a ver es una «segunda vuelta» de las subidas de 2022, sobre todo a partir del mes de junio, cuando se dio el primer gran salto del Euríbor al alza.

De hecho, si se tiene en cuenta que ese mes se produjo una subida de hasta 754 euros por cada 100.000 euros de hipoteca, la previsión de Euribor que Asufin estima para junio de 2023 es del 4%.

En este contexto, han entrado en vigor las medidas de alivio a las familias hipotecadas, que no serán neutrales desde el punto de vista económico.

En el caso del aplazamiento de la deuda hasta 7 años, pueden hacer encarecer el préstamo hasta en 16.000 euros, en una hipoteca media de 100.000 a 25 años, con un Euribor +1%, indica.

Asimismo, señala que la carencia a Euribor -0,1% representa un «alivio importante» durante 5 años, al hacer descender la cuota de 508 euros a 211 euros, y supone un coste final adicional, en términos de tipo de interés de algo más de 1.200 euros.

Para facilitar el cálculo personalizado, Asufin han lanzado tres calculadoras que permitirán determinar el coste de cada una de las medidas así como de la contratación de una hipoteca que se bonifique con la condición de suscribir otra serie de productos, como seguros, planes de pensiones, entre otros.