Ferrovial ha percibido esta semana un nuevo dividendo por parte de su autopista canadiense 407 ETR, considerada como la mayor en concesión del mundo, por un total de 86,5 millones de dólares canadienses (60 millones de euros).

Se trata del tercer pago aprobado este año por el consejo de administración de esta autopista de peaje, tras los entregados en julio y octubre y que han supuesto un ingreso de 225 millones de euros para la compañía española entre los tres pagos.

El último, entregado este martes, ha ascendido a 0,258 dólares canadienses por acción sobre un total de 775 millones de acciones que tiene la sociedad concesionaria de la 407 ETR. Ferrovial es propietario del 43,23% de la sociedad, por lo que le pertenecen esos 86,5 millones de dólares canadienses.

El principal accionista es el fondo Canadá Pension Plan Investment Board, que ostenta el 50,01%, mientras que el tercero es SNC-Lavalin, también de origen canadiense, con el restante 6,76% del capital.

Con motivo del estallido de la pandemia, la compañía suspendió el dividendo pero lo decidió retomar en diciembre de 2021, cuando entregó 0,387 dólares y al que le siguieron el de julio (0,258 dólares) y el de octubre (0,452 dólares).

En los primeros nueve meses del año, la 407 ETR ganó 307 millones de dólares canadienses (230 millones de euros), lo que representa un incremento del 128% respecto al mismo periodo del año pasado, gracias a la eliminación por parte del Estado de Ontario de todas las restricciones vinculadas al Covid-19.

Ferrovial logró esta concesión en 1999 para un periodo de 100 años. Hasta 2019 tenía el control de la sociedad al contar con la participación mayoritaria, pero el tercer accionista le vendió al primero un 10%, por lo que éste pasó a ostentar más del 50% del total.