La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha inaugurado este lunes la nueva estación de Sant Andreu de Barcelona y el trazado definitivo de la línea de red convencional Barcelona-Granollers-Girona tras 12 semanas de obras y una inversión de 18 millones de euros: «Estamos cumpliendo».

Lo ha hecho en un acto en la capital catalana acompañada de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; el conseller de Territorio, Juli Fernàndez; la delegada del Gobierno en Cataluña, Maria Eugènia Gay; el secretario general de Infraestructuras, Xavier Flores; la presidenta de Adif y Adif AV, María Luisa Domínguez, y el presidente de Renfe, Isaías Táboas.

La estación debía entrar en servicio el domingo, pero hubo imprevistos en el sistema de electrificación y la catenaria, que lleva a cabo la UTE Dragados-Tecsa, según asegura el Gobierno.

En estos tres meses, las actuaciones han afectado a unas 70.000 personas, el 19% de los usuarios de Rodalies, con afectaciones en las líneas R1, R2 y R11, y se enmarcan en el Plan de Rodalies hasta 2030 de mejora de la red viaria, junto con otras en el resto de Cataluña, como Ocata, Mollet, Molins de Rei, Martorell y Sant Feliu de Llobregat (Barcelona).

Las obras suponen la entrada en servicio de un tramo de 4,3 kilómetros, de los cuales 2,8 son subterráneos por el interior de la futura estación de la Sagrera, de la nueva de Sant Andreu y la colocación de todas las vías en ancho ibérico de líneas convencionales de la futura estación de La Sagrera en su posición definitiva, donde se han invertido 130 millones este año y 700 en total.

El nuevo edificio de viajeros tiene una superficie de 696 metros cuadrados y está situado sobre la losa que cubre las vías, con dos andenes de 210 metros, y acoge un mural de arte urbano de 3.100 metros cuadrados de los artistas Roc Blackblock y Miquel Wert.

EJECUCIÓN DE INVERSIONES

La ministra ha defendido que se están ejecutando las inversiones presupuestadas en materia ferroviaria e infraestructuras este año: «Estamos cumpliendo con las inversiones, la prueba es esta estación y los avances en la Sagrera».

Ha destacado que Adif nunca había ejecutado tanta inversión en Catalunya, ya que va a un ritmo de 800.000 euros al día, lo que «deja a Catalunya como primera comunidad en inversión en términos absolutos».

También ha apuntado que, este año, la ejecución en Cataluña hasta octubre se sitúa en los 520 millones, un 40% más respecto a 2021 –sin contar las transferencias a Acesa–, y ha anunciado que están terminadas o en ejecución actuaciones por valor de 2.224 millones del Plan de Rodalies, lo que supone el 48% de recursos previstos hasta 2025.

«SERIEDAD EN LAS CRÍTICAS»

La ministra ha exigido seriedad en las críticas porque considera que los porcentajes de ejecución nunca satisfacen y que no se puede negar que en su mandato se han impulsado las inversiones: «No tenemos una varita mágica, no podemos hacer en cuatro años lo que no se hizo en diez».

Sánchez ha defendido que la «seguridad de la red de Rodalies está garantizada», en referencia al accidente ferroviario del pasado miércoles en Montcada i Reixac (Barcelona), donde chocaron dos trenes, y que se saldó con 155 heridos.

JULI FERNÀNDEZ: «QUEDA TRABAJO»

Juli Fernàndez ha celebrado la puesta en marcha de una infraestructura necesaria y reclamada porque mejorará la vida de los ciudadanos y ha dicho que puede ser un icono del transporte público que ayuda a estar mejor preparados para afrontar la emergencia climática y sacar vehículos privados de las calles.

Sin embargo, ha advertido de que «queda mucho trabajo pendiente» y ha lamentado que, durante décadas, el compromiso del Estado con Rodalies no ha sido una de sus prioridades políticas.

«En un país moderno esto es intolerable. Pese a reconocer el buen trabajo es mi obligación recordar todo el trabajo pendiente por hacer, y la Generalitat queremos ser parte de la solución. No hablamos de cuestiones políticas abstractas, hablamos de lo que decenas de miles de personas viven», ha añadido.

También ha dicho que quieren asumir todas las responsabilidades, también en Rodalies, y que trabajarán para la gestión de proximidad y del día a día: «Todos queremos hacer avanzar en el transporte público».

ADA COLAU: CONQUISTA VECINAL

Ada Colau ha celebrado la nueva estación, ha reivindicado el papel de la movilización vecinal para «conquistar» la instalación tras años de protestas, y ha acusado al Gobierno anterior, del PP, de dejadez de funciones.

«Ha habido mejor entendimiento con el cambio de Gobierno y se han podido acelerar estas infraestructuras», ha añadido Colau, que ha dicho que hay buena sintonía con todas las administraciones presentes, cuando no siempre había sido así.

Ve en la inauguración un paso muy importante hacia la ciudad del futuro, protagonizada por el transporte público, más eficaz y eficiente, con más y mejor servicio de ferrocarril, Rodalies y transporte público, tanto dentro como fuera de la ciudad.