ArcelorMittal ha inaugurado un proyecto de captura y utilización de carbono (CCU, por sus siglas en inglés), dotado de 200 millones de euros, para reducir las emisiones en su planta de Gante (Bélgica).

Según informa en un comunicado, el proyecto, denominado ‘Steelanol’, usa la tecnología punta de reciclado de carbono desarrollada por su socio en el proyecto, LanzaTech. Así, reducirá las emisiones anuales de carbono de la planta de Gante en 125.000 toneladas. Otros socios que participan en el proyecto son Primetals Technologies y E4tech.

Al acto celebrado este jueves han asistido el Primer Ministro de Bélgica, Alexander De Croo, el Ministro-Presidente flamenco, Jan Jambon, miembros de los Gobiernos belga y flamenco, el vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones, Kris Peeters, y el presidente ejecutivo de ArcelorMittal, Lakshmi Mittal, entre otros.

La planta utiliza biocatalizadores para transformar los gases residuales ricos en carbono procedentes del proceso de fabricación del acero y de la biomasa residual en etanol avanzado, que puede utilizarse como componente básico para fabricar diversos productos químicos. El etanol avanzado será comercializado conjuntamente por ArcelorMittal y LanzaTech bajo la marca Carbalyst.

Una vez que la producción alcance su plena capacidad, la planta de Steelanol producirá 80 millones de litros de etanol avanzado, casi la mitad de la demanda total actual de etanol avanzado para la mezcla de combustibles en Bélgica.

Para el presidente ejecutivo de la compañía, ArcelorMittal Gante está ampliamente considerada como «una de las mejores plantas siderúrgicas de Europa», dotada de personal con talento, comprometido y con visión de futuro.

«Tenemos la intención de garantizar que esa reputación perdure en el futuro y creo que el trabajo que se está llevando a cabo aquí sienta las bases de lo que será la acería del futuro», ha añadido.

NUEVO PROYECTO EN MARCHA

Además, ArcelorMittal Gante inaugurará pronto otra proyecto, llamado ‘Torero’, que entrará en funcionamiento en el primer trimestre de 2023 y estará dotado de 35 millones de euros.

Este proyecto está diseñado para procesar biomasa sostenible (inicialmente en forma de residuos de madera que no pueden utilizarse en otras aplicaciones) para utilizarla como materia prima de entrada en el alto horno, reduciendo así el volumen de carbón fósil utilizado.

Así, reducirá las emisiones anuales de carbono en Gante en 112.500 toneladas. ArcelorMittal Gante tiene la intención de añadir un segundo reactor a su proyecto Torero en los próximos dos años, duplicando así el tamaño del proyecto.