Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha remitido un
escrito al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en el que ha solicitado que se flexibilice «excepcionalmente» la comercialización de semillas entre agricultores ante las dificultades que atraviesa el sector, según ha informado en un comunicado.

En concreto, la organización agraria realiza esta petición a Agricultura, ya que considera que se da la situación para poder llevar a cabo esa medida. Así, destaca la sequía hidráulica que ha sufrido una parte importante del territorio cuyas consecuencias se dejarán sentir aún en 2023 y que ha hecho que muchos agricultores opten por la siembra de cultivos de invierno en sus explotaciones ante la previsible falta de dotación de agua para riego.

Por su parte, la sequía hidrológica de este año ha mermado de forma importante la producción de cereales y leguminosas. Ello, junto con los obstáculos de todo tipo surgidos a raíz del conflicto bélico en Ucrania, ha originado que en los mercados de cereales, oleaginosas y proteaginosas exista una oferta insuficiente para atender cumplidamente las necesidades de abastecimiento.

Asimismo, además de la sequía, las nuevas normas de la Política Agraria Común (PAC) establecen para la campaña 2023 la necesidad de siembra de ciertas familias de cultivos para cumplir tanto las
buenas condiciones agronómicas y medioambientales como para acceder a algunos eco-regímenes.