Cerealto Siro Foods (CSF) ha iniciado este lunes una ronda de presentaciones con los colaboradores de todos sus centros de trabajo en España con el objetivo de informarles del proceso de transformación en el que se encuentra inmersa la compañía tras la entrada de los nuevos propietarios, Afendis y Davidson Kempner, y compartir sus planes para los próximos tres años.

El presidente de la compañía, Cem Karakas, ha trasladado a la plantilla «su confianza en el futuro de la compañía y sus colaboradores», así como «la necesidad de poner en marcha medidas que garanticen la competitividad, la rentabilidad y la viabilidad del negocio en el corto plazo» para convertirse «en el proveedor de referencia de la industria, sobre los ejes de la calidad e innovación».

Para ello, la compañía tiene previsto invertir más de 40 millones de euros en los próximos tres años que estarán destinados a garantizar la mejora de la calidad, la seguridad alimentaria y la eficiencia de las operaciones, así como la innovación, mejora de los costes y eficiencia energética, según ha informado a través de un comunicado remitido a Europa Press.

A lo largo de los próximos días la dirección mantendrá un total de seis encuentros. Los dos primeros han tenido lugar este lunes en Venta de Baños (Palencia).

Desde que entrara la nueva propiedad en el mes de junio y tras haber alcanzado un acuerdo con todas las plantas para la puesta en marcha de un Plan de Mejora de la Competitividad, los esfuerzos de la compañía están puestos, según subraya, en «garantizar la competitividad y en mejorar la rentabilidad futura de Cerealto Siro Foods».

La miembro del Comité Ejecutivo Rut Aranda, y el director de Operaciones, Javier Leal, acompañan a Karakas en todas las sesiones previstas.