La agencia internacional Moody’s ha elevado a A3 el rating de
los depósitos a largo plazo de Kutxabank, y lo ha situado en perspectiva estable, según ha informado la entidad vasca.

En un comunicado, ha explicado que en su decisión mejora el rating intrínseco del Banco (BCA) de Baa2 a Baa1, el rating CRR de A3
a A2, y el rating de deuda no preferente de Baa3 a Baa2, y cambia la perspectiva a estable.

En sus argumentaciones sobre la evolución de Kutxabank, Moody’s valora positivamente el avance de las métricas de crédito, la mejora de rentabilidad y su «sólida posición de capital, en un entorno de desaceleración».

Asimismo, también destaca la «mejora de la rentabilidad» del Banco hasta niveles anteriores al Covid y valora la estructura de su cartera hipotecaria, la cual cree que «se puede ver favorecida en
el nuevo contexto de tipos de interés, incluso consideradas las nuevas cargas regulatorias (impuesto extraordinario a la banca) y el incremento de costes por presiones inflacionistas.

Además, Moody’s recalca en su nota la capacidad de Kutxabank de reducir su tasa de morosidad hasta el 1,4%, muy por debajo de la media del sector que se sitúa en el 3,6%. También sitúa por debajo de la media del sector la ratio de activos improductivos, y mantiene uno
de los mayores niveles de cobertura.

La Agencia considera que el contexto de desaceleración económica provocará un incremento de la morosidad de familias y empresas, aunque cree que la «sólida posición de partida» en términos de capital y riesgos de Kutxabank le permitirán mantener «una buena posición».

Kutxabank mantiene sus ratios a la cabeza del sistema financiero español. Su Ratio CET1 y su Ratio de Solvencia Total en su versión phased-in se sitúan por encima del 17%.