La firma de inversión en energía renovable Copenhagen Infrastructure Partners (CIP) ha lanzado un nuevo fondo, CI Advanced Bioenergy Fund I, que tendrá un tamaño objetivo de 1.000 millones de euros y estará centrado en biogás.

La compañía ha informado este viernes de que a través de este fondo ya ha asegurado dos emplazamientos en La Sentiu y Linyola (Lleida) para dos grandes plantas de biogás a escala industrial. El proveedor danés de tecnología de biogás Lundsby Biogas A/S participará como accionista minoritario en el desarrollo del proyecto.

De esta forma, desarrollará las plantas junto con Connect Bioenergy. Ambas utilizarán materia prima verde y sostenible, en concreto estiércol de cerdo de granjas locales, residuos de matadero y otros residuos orgánicos industriales, y producirán gas verde (biometano) que se inyectará en la red de gas natural existente y contribuirá a la circularidad.

Se espera que las dos plantas de biogás supongan un ahorro total de emisiones de CO2 de más de 150.000 toneladas anuales.

El fondo está clasificado como artículo nueve según el Reglamento de Divulgación de Finanzas Sostenibles de la UE (SFDR).