El Tribunal Supremo (TS) ha ordenado el «cierre, clausura y precinto» de la actividad que Lafarge está desarrollando en su planta de Montcada i Reixac (Barcelona), tras desestimar las casaciones sobre la sentencia que habían presentado la empresa, el comité de empresa y la Generalitat, en una resolución consultada por Europa Press este viernes.

El TS ha acordado la inadmisión a tramité de los tres recursos presentados ante la sentencia de octubre de 2021 que anuló y dejó sin efecto jurídico la licencia ambiental otorgada por la Generalitat a la planta.

El tribunal ha apuntado que los tres recursos carecen de la «fundamentación suficiente» y de interés casacional, en sus palabras.