Los precios de los billetes de tren para viajar entre Madrid y Barcelona en los últimos tres meses han bajado de media un 43%, en comparación con el mismo periodo de antes de la pandemia, tras la entrada de la competencia a Renfe, así como el estreno de su tren ‘low cost’, Avlo.

Este viernes, además, se estrena un nuevo operador, Iryo, que se suma a las operaciones que ya realiza Renfe con sus trenes regionales, AVE y Avlo, y a las de Ouigo, en la ruta entre la capital y la Ciudad Condal.

Según los datos de Trainline, una plataforma de venta de billetes, los precios en esta relación han pasado de una media de 81 euros a un coste medio por billete de 46 euros en la actualidad.

En cambio, en este último trimestre, en las rutas no liberalizadas, como Alicante-Madrid, Málaga-Madrid o Sevilla-Madrid, los precios se han incrementado en torno a un 14% si se comparan con el mismo periodo de 2019.

«El aumento de las reservas y la disminución de los precios demuestra que todos ganan en un mercado competitivo: más pasajeros en los trenes, precios más bajos y un cambio modal hacia medios de transporte más sostenibles», ha explicado la directora de Trainline España, Andrea Saviane.

Asimismo, la recuperación de la movilidad y las mayores opciones de viaje están incrementando la demanda por el uso del tren. En las últimas nueve semanas, Trainline ha registrado un aumento del 68% en la reserva de viajes para la ruta Madrid-Barcelona, en comparación con el mismo periodo del año pasado.