El principal sindicato de enfermería de Reino Unido ha anunciado huelgas para el 15 y 20 de diciembre, en lo que sería el primer paro en la historia del sistema sanitario británico.

El Real Colegio de Enfermería (RCN) británico ha indicado que no ha tenido otra opción tras el fracaso de las conversaciones con los ministros del Gobienro, en las que pedían un aumento salarial del cinco por ciento por encima de la tasa de inflación, por lo que los trabajadores de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte pararán dos días en diciembre durante 12 horas.

El secretario general de RCN, Pat Cullen, ha indicado que son «los ministros los que han optado por la huelga»: «Ellos tienen el poder y los medios para detener esto abriendo conversaciones serias que aborden nuestra disputa».

«El personal de enfermería está harto de que se le dé por descontado, de que se le pague poco y de que la dotación de personal sea insegura, de que no podamos dar a nuestros pacientes la atención que se merecen», ha expresado Cullen, tal y como ha recogido la cadena BBC.

El anuncio de esta huelga sanitaria se suma a los paros de los trabajadores postales, el personal universitario y los maestros de escuelas escoceses, así como los trabajadores del sector ferroviario.

Aunque los sindicatos han señalado que no hay planes para huelgas generales, varios han hablado de coordinar acciones para maximizar la interrupción y el impacto político.

El impacto económico de las huelgas sigue siendo incierto, según la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS), cuyas cifras de crecimiento estimaron previamente el impacto de cierres como el funeral de la reina Isabel II en septiembre, informa ‘The Guardian’.