Los trabajadores de Siemens Gamesa de los centros de trabajo de oficinas corporativas se han concentrado este jueves en las instalaciones de Madrid, Navarra y Zamudio para exigir el mantenimiento del empleo y garantías de estabilidad ante el plan de reestructuración de la empresa.

Según ha explicado UGT FICA, que se ha manifestado junto al resto de sindicatos mayoritarios, la compañía anunció una reestructuración a nivel mundial que afecta a 2.900 posiciones, de las que 475 corresponden a España. «No podemos admitir un nuevo recorte de empleo que obedece a una mala gestión», han criticado.

Durante estas movilizaciones, han exigido, al igual que en la mesa de negociación, que este proceso se base en adscripciones voluntarias, prejubilaciones y recolocaciones, «evitando en todo momento los despidos traumáticos».

El sindicato ha mostrado su preocupación en torno a la información que Siemens Gamesa ha publicado en su folleto de OPA, donde deja la puerta abierta a realizar no solo nuevos ajustes de empleo, sino también desinversiones y cierres de centros industriales. Por este motivo, el secretario del sector de Bienes de Equipo y TIC de UGT FICA, Mikel Zarandona, ha señalado que es «fundamental» conseguir un plan industrial que garantice la estabilidad del empleo.

Al mismo tiempo, UGT FICA ha advertido de que se está revisando con abogados especialistas en fusiones y adquisiciones el proceso por el que Siemens se hizo con el control de Gamesa en el año 2017, ya que, a su juicio, el tiempo se ha encargado de demostrar que lo que ha hecho Siemens ha sido una toma de control total de la compañía española, con cierres industriales, deslocalizaciones y ajustes continuos de empleo.