La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha celebrado que todas las patronales del sector financiero hayan manifestado en las últimas horas su voluntad de adherirse al Código de Buenas Prácticas para aliviar la carga financiera de los deudores hipotecarios vulnerables, aprobado el martes por el Consejo de Ministros, lo que supone una muestra de que el sector entiende que «es el momento de arrimar el hombro».

La vicepresidenta ha ofrecido una rueda de prensa en el Ministerio de Asuntos Económicos junto a la comisaria europea de Estabilidad Financiera, Servicios Financieros y Unión de los Mercados de Capitales, Mairead McGuinness, al término de su reunión bilateral.

Respecto al posible malestar en el sector financiero por haber anunciado un acuerdo en la noche del lunes sin que estuviesen todos los flecos de la negociación cerrados, Calviño ha señalado que se llegó a un texto que les parecía «adecuado» a una hora tan tardía que hacía imposible el acuerdo formal de las entidades financieras a tiempo.

Además, ha destacado que ambas partes han negociado «intensa y constructivamente» durante semanas sobre una cuestión de elevada complejidad, pues se perseguía el objetivo de aliviar a las familias más vulnerables sin poner en riesgo la estabilidad financiera ni infligir «un daño innecesario a la solvencia de los balances bancarios».

En cualquier caso, ha mostrado su satisfacción ante la voluntad de las patronales financieras de adherirse al acuerdo y ha destacado que ello quiere decir que «el sector bancario es consciente de que es el momento de arrimar el hombro, ayudar a las familias españolas y paliar el efecto negativo que pueda causar la subida de tipos de interés».

En otro orden de cosas, Calviño se ha referido a la proposición de ley para introducir nuevos gravámenes a empresas energéticas y banca, que encara este jueves su recta final en el Congreso con el debate y votación en el Pleno.

«Creo que se va a aprobar esta misma tarde. La negociación ya ha tenido lugar dentro del Congreso y no espero modificación significativa en este momento», ha afirmado.