La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha presentado este jueves el convenio firmado entre su cartera y la Entidad Pública Empresarial de Suelo (Sepes) para promover la construcción de viviendas en alquiler social o asequible en suelo
público.

El objetivo del Gobierno es poner a disposición de los ciudadanos, en los próximos años, 100.000 viviendas en alquiler asequible o social, con las que se pretende incrementar en un 25% el parque de vivienda actual para «crear un verdadero parque público de vivienda en España».

«No solo es que no haya crecido en los últimos años, sino que ha sido esquilmado», ha dicho Sánchez en el acto, en una crítica a los gobiernos anteriores.

Sánchez ha señalado que un primer grupo de viviendas, más de 14.900, estarán finalizadas entre el primer semestre de 2025 y el primer semestre de 2027. Estas se levantarán en el Residencial Buenavista de Málaga; el Parque de Artillería de Sevilla; Can Escandell, en Ibiza; el Cuartel de Artillería y el Cuartel de Ingenieros, en Valencia, y en Campamento, en Madrid.

Además, la ministra ha anunciado la construcción de un grupo adicional, de más de 2.700 viviendas, en Dos Hermanas (Sevilla), Telde (Gran Canaria), Santa Cruz de Tenerife, Melilla, Guadalajara, Navalcarnero (Madrid) e Ibi (Alicante).

«Esta cifra no es ni mucho menos definitiva. Los nuevos suelos en estudio deberían permitirnos alcanzar las 34.000 viviendas a lo largo de la próxima década», ha dicho la ministra.

Sánchez ha recordado que Sepes trabaja en ocho actuaciones, por valor de 1.100 millones de euros, de los que el Ministerio ya ha transferido 258,8 millones, una asignación superior «en más de un 50% a todo lo invertido en la década anterio por los gobiernos del PP».

La ministra ha precisado que su cartera está tomando otras medidas en materia de vivienda, como el Plan Estatal de Vivienda, acuerdos con entidades locales y comunidades autónomas, actuaciones del Plan de Recuperación Transformación y Resiliciencia (PRTR), viviendas a través de la ociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), el Fondo Social de Vivienda concertado con entidades financieras, la cesión del sector privado y Sepes.

«Creemos que este país, si queremos que sea un país digno donde todos tengan un lugar donde poder desarrollar su proyecto vital y hacer realidad sus sueños, hay un elemento fundamental que es disponer de un hogar», ha reconocido Sánchez.

También ha lamentado que «llevará mucho tiempo» revertir las tendencias en materia de vivienda de Gobiernos anteriores, pero ha recalcado que el empeño del Gobierno es dar la vuelta a «la dramática reducción de la inversión pública en vivienda del PP». Sánchez ha agregado que este Ejecutivo ha multiplicado por 8, hasta 3.500 millones de euros, los presupuestos en vivienda.

La ministra ha urgido a aprobar la Ley de Vivienda para que la vivienda para que los ciudadanos tengan un acceso pleno a sus derechos en condiciones asequibles.