La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha avisado de que la estabilidad financiera «no debe darse por sentada» y ha abogado por tomar medidas que se anticipen a la posible materialización de riesgos, como es el caso del acuerdo para aliviar la carga financiera de los hipotecados.

Calviño ha participado junto a la comisaria europea de Estabilidad Financiera, Servicios Financieros y Unión de los Mercados de Capitales, Mairead McGuinness, en el evento ‘Key topics for financial stability in Europe’, organizado por el Instituto Elcano.

Durante su intervención inicial, Calviño ha recalcado que la estabilidad financiera no se puede dar nunca por sentada ni se debe caer en la complaciencia.

En este sentido, ha apuntado a la necesidad de tomar acciones y medidas con anticipación en el actual contexto de crisis, en lugar de reaccionar a posteriori. «Cuando reaccionas, ya vas demasiado tarde», ha avisado.

Así, ha asegurado que el Gobierno de España ha actuado desde los inicios de la crisis energética, presionando a la Comisión Europea en lo posible y tratando de ser «rápidos y ambiciosos» para anticiparse a la materialización de los riesgos.

A modo de ejemplo, la vicepresidenta se ha referido al acuerdo en España sobre medidas de alivio para los hipotecados vulnerables y en riesgo de vulnerabilidad por la subida del Euríbor, aprobado el martes por el Consejo de Ministros.

En cualquier caso, Calviño ha asegurado que el Gobierno no está preocupado por ningún riesgo macroeconómico en este sentido. «No hay por el momento señales de un aumento significativo de los préstamos impagados, así que esto no se debe a una preocupación macroeconómica, pero tenemos que anticiparnos al potencial impacto en las familias españolas de la revisión al alza de los tipos de interés, especialmente en la primera mitad de 2023», ha afirmado.

En su opinión, el acuerdo sobre las hipotecas es «un gran ejemplo de la conveniencia de actuar en avanzado y no reaccionar cuando es demasiado tarde», una visión que considera necesaria para afrontar los posibles riesgos.

PROPORCIONAR «CERTIDUMBRE Y CONFIANZA» A LOS MERCADOS

Desde la perspectiva del Gobierno español, la responsable económica del Gobierno ha reafirmado que desde el Gobierno están absolutamente comprometidos en reforzar la confianza, un intangible que ha permitido que España tenga unos Presupuestos por tercer año consecutivo.

«No hay que menospreciar la importancia de la estabilidad política y macroeconómica: hacer lo que se dice y decir lo que se hace como venimos haciendo desde que tomamos posesión en 2018», ha enfatizado la vicepresidenta.

Según Calviño, esto proporciona «certidumbre y confianza» a los mercados financieros, algo a lo que también contribuye el despliegue del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, un instrumento «sin precedentes» que es ejemplo de solidaridad europea.

Este Plan financiado con los fondos europeos ‘Next Generation EU’ ha contribuido a la evolución y la resistencia de la economía española, así como al «extraordinario comportamiento» del mercado de trabajo, al dinamismo del consumo y al impulso de la inversión pública y privada.

De hecho, las últimas previsiones publicadas por diferentes organismos nacionales e internacionales respecto al crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) español en 2022 han sido revisadas al alza y sitúan a España como uno de los países que más crecerá en 2023 dentro de la zona euro.