Solo el 30% de los consejeros delegados de empresas de Sudamérica prevé que habrá una recesión de la economía en los próximos doce meses, frente al 86% de los empresarios a nivel global, según el estudio de KPMG ‘2022 CEO Outlook: América del Sur’.

Con la misma visión positiva, el 34% de los sudamericanos cree que, si sucede, la recesión será suave y corta, con una duración máxima de seis meses. «La diferencia de percepciones sobre la posibilidad de una recesión revela un mayor optimismo por parte de los líderes sudamericanos y, a la vez, confianza en su capacidad de recuperación ante las crisis», han explicado desde KPMG.

Además, respecto a las ganancias, el 40% de los empresarios sudamericanos creen que una recesión afectará a entre el 6% y el 10% de sus ingresos, una cifra similar a la registrada a nivel global (46%). Este dato coincide con el número de consejeros delegados confiados en el crecimiento de sus empresas, que se eleva al 91% en el caso de Sudamérica y al 85% a nivel global.

El estudio también ha querido comprender qué medidas han tomado los empresarios como estrategia para hacer frente a una posible recesión futura. En América del Sur, la iniciativa mencionada por la mayoría de los ejecutivos (73%) fue la de centrarse en aumentar la productividad. Para el grupo global, esta acción también representa una parte importante de las opiniones (50%), pero se observa una diferencia significativa entre las dos muestras, de 23 puntos porcentuales.

Otro punto mencionado con frecuencia por los encuestados
sudamericanos (49%) fue la diversificación de la cadena de suministro, mencionada por el 36% de los ejecutivos del grupo global. Estas dos medidas (crecimiento de la productividad y una cadena de suministro más diversa) revelan la visión positiva y la confianza de las organizaciones en América del Sur para mantener e incluso aumentar su producción, en línea con el optimismo característico para enfrentar las crisis.

PREOCUPACIÓN POR LOS TIPOS DE INTERÉS

Por otro lado, entre los temas que más preocupan a los empresarios encuestados, cabe señalar que los tipos de interés representan una preocupación al alza, pasando del 1% de menciones el año pasado al 11% en el actual estudio.

«Se observa que, con la crisis sanitaria de la pandemia bajo control en la mayoría de los países, se destacan los riesgos relacionados con la economía, como el aumento de la inflación y de los tipos de interés», recoge el estudio.