Digi ha repetido por segundo trimestre consecutivo como operador que más fibra ha desplegado en España con casi 500.000 accesos y su red ya cubre 3,75 millones de unidades inmobiliarias, según los últimos datos oficiales de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

A este ritmo, Digi superará cuando se publiquen los datos del tercer trimestre a Vodafone, que se ha mantenido estable en torno a los 3,8 millones de unidades inmobiliarias pasadas por fibra, a los que hay que sumar además 7,4 millones de unidades inmobiliarias pasadas por cable.

La compañía de origen rumano se ha erigido como el gran captador de clientes en los últimos años en España, si bien su mayor fortaleza es el segmento móvil, donde cuenta con 3,61 millones de clientes frente a los 746.000 de banda ancha fija.

Para aprovechar la oportunidad de venta cruzada en un país donde la convergencia de la oferta tiene gran peso, la firma lleva años desplegando fibra óptica y en el último han apostado por la fibra XGS-PON, que permite velocidades de hasta 10 Gbps.

La compañía ha llegado ya a 20 provincias con este tipo de fibra óptica que además le permite subir su ticket medio, puesto que la cobra diez euros más cara.

Asimismo, el mayor despliegue de fibra óptica también repercute en más accesos propios y una menor dependencia de su proveedor mayorista Telefónica, cuya cobertura también utiliza y al que paga unos 200 millones de euros al año, según calculaba Credit Suisse en un informe sobre el operador español.

OTROS OPERADORES

Precisamente, Telefónica ha sido el segundo operador que ha desplegado más fibra óptica con 308.241 accesos y mantiene la mayor red del país con algo más de 28 millones de hogares.

A su zaga, se sitúa el resto de operadores que han sumado 220.956 nuevos accesos y Orange, con casi 180.000 nuevos despliegues. Por su parte, MásMóvil cuenta con 822.233 menos por las operaciones de venta de unidades de fibra que ha realizado.

En el primer semestre del año, Digi ha sumado 751.250 nuevos despliegues, frente a los 573.304 de Telefónica y 431.014 de Orange, sin embargo el segmento más activo ha sido el de otros operadores que suman casi 1,5 millones de unidades inmobiliarias cubiertas.

En esta categoría, entran firmas como Avatel, Adamo o Asteo, que además han recibido fondos públicos para extender la banda ancha rural, así como otros actores mayoristas como pueden ser Lyntia u Onivia.