El ministro de Economía, Planificación y Desarrollo de República Dominicana, Pável Isa, ha destacado que las previsiones de crecimiento para el país son «conservadoras» pero «buenas», en un contexto de ralentización económica e incertidumbre internacional.

En su intervención en el ‘Foro Económico’ organizado por el diario ‘El Dinero’, el ministro ha señalado que la economía de República Dominicana podría crecer un 4,5% en 2023, una previsión algo menor a la realizada unos meses antes. «Hay que recordar de donde venimos, de un fuerte batacazo de la economía, por lo que terminar el año en un 5,3% supone una recuperación explosiva», ha explicado.

Asimismo, en cuanto al empleo, Isa ha mostrado su preocupación por el aumento de la participación del empleo informal, que fue más alta en el primer semestre de este año que en 2019. «Es un dato preocupante ya que supone un empleo más precario y en el que se da una importante brecha entre hombres y mujeres», ha argumentado.

Por el contrario, el titular de Economía ha querido resaltar la caída del desempleo, con datos que arrojan una reducción por debajo de los dos dígitos. «En un contexto en el que salieron a buscar trabajo más personas, cabe destacar la fuerza de la recuperación de algunos sectores como construcción o turismo», ha apuntado.

COMBATIR LA INFLACIÓN

En su discurso, el ministro también se ha referido a la inflación, destacando que se trata de un problema especialmente «para los más pobres». «La cesta de la compra pesa más entre la población con menos ingresos», ha resaltado.

Con todo, Isa ha expuesto las previsiones del Gobierno, que sitúan la inflación por debajo del 5% en 2023 y a la República Dominicana entre los cinco países con menor incremento de los precios en la región de Latinoamérica.

En este sentido, el ministro ha recordado que el Gobierno ha utilizado «todas las armas «tradicionales y no tradicionales» para combatir la inflación, entre las que se encuentra una política monetaria «exitosa», la congelación de los precios y los subsidios sociales.

Además, ha lanzado un mensaje de esperanza, apuntando que los vientos de cola son favorables por el dinamismo en el sector exterior y el aumento de los ingresos por turismo, que «van a romper récords».