El expediente de regulación de empleo de Duro Felguera, que afecta a un máximo de 180 puestos de trabajo en Asturias, se desarrollará por un periodo máximo de 18 meses. Además, dentro de la medida, está previsto la amortización de 40 puestos de trabajo que actualmente están ubicados en el extranjero.

Así lo ha puesto de manifiesto la compañía en una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, una vez que se ha alcanzado un acuerdo con la representación legal de los trabajadores y la presentación este miércoles ante la Autoridad Laboral de la confirmación de la decisión empresarial de proceder a la implementación del expediente de despido colectivo, con base «en la existencia de causas objetivas de carácter económico, productivo y organizativo».

De esta forma, comenzará de forma progresiva la extinción de contratos que se extenderá por un periodo máximo de 18 meses. El expediente fue acordado por mayoría en la mesa de negociación y afecta a un máximo de 180 puestos de trabajo de un total de 1.293 que conformaban la plantilla total del Grupo Duro Felguera a 31 de agosto de 2022, además de la amortización de los 40 puestos mencionados ubicados en el extranjero.

Fue a comienzos de octubre cuando comenzó el periodo de consultas entre Duro Felguera y los representantes de los trabajadores después del planteamiento de la empresa de aplicar un ERE que implicaría 208 despidos en Asturias y 40 fuera de España. En concreto, el ERE afecta a cuatro empresas del grupo: DSFA, DFOM, Mompresa y DF IHI. Posteriormente, la compañía reduciría el número de despidos a 180 y en el periodo de consultas se llegó a un acuerdo.

Duro Felguera consiguió el pasado año un rescate de 120 millones por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), a los que hay que sumar otros 6 millones que puso el Principado de Asturias en la operación.