Los trabajadores de Airbus no descartan convocar movilizaciones y paros en el mes de diciembre si la empresa «no presenta un compromiso claro y una voluntad decidida» para una revisión salarial de cara a 2023 que garantice el poder adquisitivo.

Así lo ha señalado en declaraciones a Europa Press, el presidente del comité de empresa de Airbus Tablada, en Sevilla, (CCOO), Alfonso Mora, a la salida de una reunión con la compañía en Getafe (Madrid) para abordar este asunto.

Según explicaron en su día los sindicatos, el convenio colectivo de Airbus recoge una subida del 1,5%, una cifra muy alejada del nivel del IPC actual, y una cláusula de revisión salarial acorde con los beneficios de la compañía.

En el encuentro de este miércoles, los trabajadores han presentado a la empresa un análisis de la situación económica general y de la empresa, en particular, como respuesta al que Airbus ya hizo la semana pasada. «Ponemos de manifiesto que el incremento de los salarios no afecta al beneficio de la empresa y que hay margen. Se dan las causas para que cumpla con la plantilla y sea posible una revisión salarial», ha subrayado Mora.

Una vez presentados los datos, la parte social ha emplazado a Airbus a concretar si «hay voluntad para una revisión salarial en 2023», a lo que la compañía, según Mora, ha respondido con una «posición inmóvil» y proponiendo «seguir negociando en el primer trimestre del año que viene».

«Con esto, la empresa tiene una voluntad de dilatar el proceso y de no concretar», por lo que, de no cambiar esta actitud, los trabajadores «reactivarán las movilizaciones y los paros en todos los centros de Airbus de España».

«Preferimos que la empresa nos convoque a una reunión y modifique su posición, con compromisos claros», ha señalado Mora, quien ha destacado que, no obstante, comienzan a trabajar en una posible reactivación de las movilizaciones.

Cabe recordar que los trabajadores de los centros de Airbus España ya convocaron movilizaciones en el pasado mes de octubre y tres días de paros en noviembre como medida de presión para negociar una revisión salarial «justa».