Mapfre abonará a sus más de 10.000 empleados en España (excluyendo al equipo directivo) una nueva paga de 400 euros, coincidiendo con la paga extra de Navidad, para hacer frente al actual escenario de elevada inflación, según ha anunciado este miércoles.

La compañía ya abonó el pasado mes de julio 350 euros a sus empleados en España por el mismo motivo. Ambas acciones extraordinarias «buscan compensar las elevadas tasas de inflación que se están registrando, pero sin alterar el pleno cumplimiento del convenio colectivo y cumpliendo con todas las recomendaciones de no contribuir al ciclo inflacionario», ha informado Mapfre.

El presidente de la compañía, Antonio Huertas, ha apuntado que, si bien Mapfre es una empresa «responsable con la actual situación», ello no le va a impedir atender, «en la medida de lo posible», las necesidades excepcionales que pueden estar afrontando sus empleados.

Tras esta segunda paga extraordinaria, y sumado a las mejoras del convenio recientemente firmado, los empleados de Mapfre en España tendrán un incremento salarial de entre el 3% y el 4%.

El plan de compensación integral de Mapfre está diseñado sobre cuatro pilares: retribución fija, retribución variable anual según objetivos, un paquete de beneficios sociales y compensaciones.

La nueva paga extraordinaria se suma a las medidas acordadas en el convenio colectivo, donde el seguro de salud pasa a ser gratuito para todos los empleados y se mejora el acceso al seguro de ahorro. Los beneficios complementan también a otros como el plan de pensiones de empleo, donde Mapfre aporta dos euros por cada uno que ahorra el empleado, las ayudas escolares, el seguro de vida y las bonificaciones en seguros.