La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha subrayado que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023 suponen la «consolidación» de unas cuentas «cada vez más verdes», con el objetivo de dar forma a un «futuro diferente» en el que se generen nuevos mercados, se aporte valor y no solo se arreglen los mercados.

Durante su intervención en el Pleno del Congreso, Ribera ha sostenido que si bien a España le ha costado «mucho tiempo» implantar esa capacidad de seguimiento del componente verde en la política de ingresos y gastos, las cuentas globales de 2023 tienen más del 30% del total destinados a esta finalidad.

«Se trata de afrontar nuevos retos, no solo de eliminar riesgos», ha señalado la vicepresidenta, quien ha asegurado que los presupuestos inclinan «el campo de juego en favor de las personas y en favor del territorio».

UN PRESUPUESTO DE 11.313 MILLONES PARA TRANSICIÓN ECOLÓGICA

En lo que se refiere al presupuesto de su ministerio, este asciende un 11% con respecto a 2022, hasta los 11.313 millones de euros, de los cuales 6.316 millones proceden de recursos nacionales y otros 4.998 millones están relacionados con el plan de recuperación.

Para Teresa Ribera, los recursos destinados a su cartera tienen en consideración la adaptación anticipada de políticas relativas al cambio climático, muy especialmente en el enfoque de las políticas del agua. Además, ha destacado la ministra, también se preserva «un gran protagonismo» de las nuevas tecnologías y una mejor preservación del medio ambiente.

En este contexto, la vicepresidenta ha puesto de relieve algunas de las medidas emprendidas desde el Ejecutivo, como la aprobación del PERTE de la digitalización del ciclo del agua o el último decreto aprobado para medidas de alivio en la factura energética, donde se recogía una partida de 3.000 millones para rebajar la factura en un 40% en los hogares ante el impacto de la crisis.

PODEMOS APUESTA POR LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA

Por el lado de Unidas Podemos ha intervenido Juan López de Uralde, quien ha querido resaltar las virtudes de las energías renovables en España, haciendo una mención especial a la generación de energía eólica del pasado domingo, cuando alcanzó los 20.594 megavatios a las 18.00 horas, lo que supone un 56% de la producción eléctrica y supuso un nuevo récord de producción eólica instantánea.

Asimismo, ha destacado la bajada de precios energéticos en España durante los últimos meses frente a «la Francia nuclear» que, a su juicio, defiende la bancada de la derecha.

En última instancia, ha apostado por seguir adelante con la transición energética, que es la que llevará a «salir del cambio climático, generar empleo» y ayudará al país «económica y socialmente».

Inés Sabanés, de Más País-Equo, ha reconocido el «buen trabajo» y la labor del Gobierno en la COP27 y ha puesto en valor los presupuestos, con los que su partido se ha mostrado «especialmente satisfecho» con medidas que, en su opinión, democratizan el sistema eléctrico.

Asimismo, la diputada de Equo ha destacado la introducción de dos enmiendas de su formación a las cuentas públicas para fomentar el impulso al autoconsumo colectivo y a la energía agrovoltaica.

PP Y CIUDADANOS CRITICAN LA SUBASTA DE RENOVABLES

En el turno de otros partidos, el PP y Ciudadanos han enfocado parte de sus críticas en la subasta de renovables del martes de 3.300 megavatios ‘verdes’, que quedó prácticamente desierta ante el bajo precio que finalmente se ofertó para la adjudicación de la potencia a desarrollar.

Para Mari Carmen Martínez Granados, de Ciudadanos, el resultado de la subasta «pone realmente en peligro la sostenibilidad» del sistema eléctrico y pone en duda la estrategia de apoyo al sector de renovables.

Mientras tanto, el PP, mediante su diputado Juan Diego Requena, ha calificado la subasta como un «fracaso absoluto» y ha recriminado a Ribera el «dudoso honor de ahuyentar la inversión y de frenar de forma estrepitosa la producción renovable». «Nadie quiere invertir en renovables en la España que usted está destruyendo», ha apostillado Requena.

CRITICA EL AUMENTO DE LA COMPRA DE GAS RUSO Y RIBERA RESPONDE

El ‘popular’ también ha registrado otra crítica en relación con el aumento en las compras de gas ruso en el actual contexto de la guerra en Ucrania. Así, ha ironizado sobre si la ministra buscó al presidente de Rusia, Vladimir Putin, para «darle un abrazo» en la reunión de la COP27, en la que, por cierto, el mandatario ruso no estaba.

Sin embargo, Ribera no se ha quedado callada y le ha recriminado al ‘popular’ si preguntar por esto es la mejor cuestión en estos momentos. En este sentido, ha enmendado a los ‘populares’ a tener un interlocutor «serio» que no realice «exabruptos y chascarrillos».

Así, le ha recordado los incendios forestales del pasado verano en Castilla y León, donde gobierna el PP, así como la gestión del Mar Menor o del Parque de Doñana por parte de los presidentes autonómicos de Murcia y Andalucía, también del PP.

VOX CRITICA LA «AGENDA» DEL GOBIERNO

En lo que respecta a Vox, ha intervenido José María Figaredo, quien ha advertido de que con los presupuestos destinados a Transición Ecológica «España pierde» y el futuro del país «pintará más oscuro», ya que a su juicio la intención del Gobierno pasa por «imponer y colocar su agenda».

Entre las críticas vertidas, Figaredo ha recriminado que con las políticas del Gobierno se está exportando la producción española en diferentes áreas económicas a otros países del mundo, que «son los que se enriquecen», enfrente de unos trabajadores españoles que «se irán a la calle». Todo ello para, según ha explicado Figaredo, reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2), en el mejor de los casos, en un 0,7%.

TERUEL EXISTE DEFIENDE LA ESPAÑA VACIADA

En el turno de intervención del diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, ha reclamado a la ministra un mayor impulso de medidas de su ministerio enfocadas en el medio rural y las áreas despobladas, ya que resultan «decisivas» en los territorios mencionados.

Así, ha pedido procedimientos administrativos «honestos» y que otorguen claridad al sistema energético, al tiempo que ha indicado que el modelo físico de las energías renovables de España debiera parecerse más a modelos como el danés o el alemán, donde, en su opinión, el paisaje, la ciudadanía y el medio ambiente son protagonistas.

Por el lado del BNG, Néstor Rego ha solicitado una mayor apuesta por la regeneración y el saneamiento de diferentes rías de Galicia, así como la protección de espacios naturales en el litoral gallego.