El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha valorado este miércoles las medidas aprobadas por el Gobierno, tras el acuerdo con el sector bancario, para aliviar la carga hipotecaria de más de un millón de familias vulnerables o en riesgo de vulnerabilidad por la subida del Euríbor.

En una jornada organizada por el Consejo General de Economistas (CGE), con motivo del 20 aniversario de la implantación del euro, Hernández de Cos ha destacado que «se ha logrado un equilibrio» para proporcionar alivio a los hogares que más pudieran estar viéndose afectados por el impacto de tipos de interés en sus hipotecas firmadas a tipo variable, siendo ello compatible con no generar una presión excesiva en el balance del sector bancario.

«Era importante que ese alivio fuera compatible con no generar una presión excesiva sobre el balance del sector bancario y seguir manteniendo una cultura de pago que es tan importante para que de una manera estructural el mercado hipotecario inmobiliario funcione adecuadamente», ha destacado el gobernador.

No obstante, el gobernador ha subrayado que ahora tendrán que analizar desde el organismo la implementación real de las medidas y cuál es su posible impacto tanto sobre las familias como sobre el sector bancario.

El Banco de España espera profundizar así en la evaluación del Real Decreto-ley aprobado por el Consejo de Ministros esta semana con el objetivo de actuar en tres vías: mejorar el tratamiento de las familias vulnerables, abrir un nuevo marco de actuación temporal para familias en riesgo de vulnerabilidad por la subida de tipos y adaptar mejoras, de carácter general, para facilitar la amortización anticipada de los créditos y la conversión de las hipotecas a tipo fijo.