Los ingresos de los anfitriones de Airbnb en zonas de montaña crecieron un 40% entre septiembre y noviembre de 2021 respecto al mismo periodo de 2019, según un comunicado de la plataforma este miércoles.

La empresa ha señalado que durante el otoño los visitantes buscan actividades al aire libre, como el senderismo o la recogida de setas, entre otras.

Las zonas de los ingresos durante estas fechas aumentaron más fueron Sierra Oeste (Madrid), con un incremento del 95%, hasta 1.050 euros; Puigcerdà (Girona), con un 40% más, hasta 710 euros, o el Pallars Sobirà (Lleida), con un 40%, hasta 680 euros.

Airbnb ha señalado que los ingresos medios obtenidos en esos tres meses otoñales llegan a cubrir, en algunos casos, el coste de un pase anual para la temporada de esquí.

Para la temporada de invierno, Aibnb ha explicado que Jaca (Huesca) está entre los destinos más populares «por la cercanía de estaciones como Candanchú y Astún», seguido de Sierra Nevada y Monachil (Granada) y Baqueira Beret, en Vielha (Lleida).

También ha aumentado la demanda de cabañas aisladas y los chalets de montaña, con Aragón, Catalunya y Andalucía como las comunidades con «los destinos de esquí más hospitalarios en España».