La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, espera poder «reactivar» un posible pacto de rentas con los agentes sociales tras las elecciones que se celebran este miércoles en CEOE y del que saldrá elegido el presidente de la patronal para los próximos cuatro años entre los dos candidatos que se presentan: Antonio Garamendi, actual líder de la CEOE, y Virginia Guinda, vicepresidenta de la patronal catalana Foment del Treball.

Calviño, en declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press, ha subrayado que alcanzar un pacto de rentas con los agentes sociales sería «muy importante» para España y lanzaría una «señal de confianza clara» a los ciudadanos, a las empresas y a los inversores de cara a los próximos años.

«Vamos a ver si después de estas elecciones y con el resultado que salga podemos reactivar este pacto de rentas, porque yo creo que la voluntad de todos los agentes sociales está ahí y a ver si se alinean todos los incentivos y podemos terminar de acordar ese tema, que sería muy importante para nuestro país», ha señalado la vicepresidenta, quien considera que la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) debería enmarcarse en dicho pacto de rentas.

Calviño ha reconocido que se han producido pérdidas de poder adquisitivo por la subida de la inflación y por eso ha defendido la necesidad de elevar el SMI y los salarios en general. «Ha habido una moderación salarial importante. Hay que subir el SMI y tienen que subir los sueldos», ha indicado.

Sobre cuánto debería subir el SMI para 2023, la vicepresidenta ha apuntado que el Gobierno debe «acertar y encontrar un buen equilibrio» entre el aumento de la capacidad adquisitiva, sobre todo de los salarios más bajos, evitar que «se comprima la escala salarial» de una manera que no se correponda con la productividad y los distintos puestos de trabajo y continuar con una senda que permita seguir bajando la inflación.

Calviño ha recordado que el comité de expertos para el SMI está reuniéndose estos días para ver qué horquilla de subida sería la más adecuada para que la economía española pueda seguir creciendo y creando empleo.

La vicepresidenta ha asegurado que la inflación está moderándose y que España ha sido uno de los primeros países en empezar a atajarla gracias a que tomó medidas muy rápido. «Estamos en el entorno del 7%, creemos que se mantendrá más o menos ahí hasta final de año y luego seguirá bajando en 2023», ha apuntado Calviño, quien ha señalado que España tiene una inflación inferior a la media europea y que la previsión es que esto siga así durante los próximos años.

Sobre los fondos europeos asociados al Plan de Recuperación, la vicepresidenta ha destacado que la propia Comisión Europea ha reconocido que el estímulo que están proporcionando a la economía española está siendo «muy potente».

De hecho, Calviño ha defendido que el dinamismo que está mostrando el crecimiento económico y la creación de empleo «no sería comprensible» sin el Plan de Recuperación, como tampoco las inversiones que están anunciando en España grandes empresas internacionales como Google o Maersk.

LOS INGRESOS FISCALES DE LOS PGE SON «MUY PRUDENTES»

Sobre la revisión al alza del crecimiento económico para España que ha hecho la OCDE para 2022, hasta situarlo en el 4,7%, la vicepresidenta ha destacado que es un crecimiento «muy fuerte», que da una «buena base» de cara a 2023, año para el que el organismo prevé un crecimiento del 1,3%, dos décimas menos que en su anterior previsión.

Así, preguntada por si la rebaja de las previsiones para 2023 que están llevando a cabo organismos e instituciones internacionales hacen irreales los Presupuestos Generales del Estado para dicho ejercicio, Calviño ha vuelto a insistir en que las cuentas de 2023 se han elaborado desde la prudencia.

«Nuestra previsión de ingresos fiscales es muy prudente, tan prudente que nos dicen que es irreal que pueda ser tan baja, pero nos hemos dado un margen de actuación por si tenemos que adoptar más medidas», ha explicado la vicepresidenta, que ha resaltado que Bruselas ha confirmado que tanto los Presupuestos como la senda fiscal de España «están alineados con sus recomendaciones».

ESPERARÁ A DICIEMBRE PARA DECIDIR SOBRE AYUDAS A CARBURANTES

Preguntada por si la bonificación de 20 céntimos de euro al combustible se mantendrá más allá del 31 de diciembre para toda la población, Calviño ha recordado que el FMI, la OCDE, la Comisión Europea y otros organismos están recomendando a todos los países que, tras una primera etapa de medidas de aplicación general, toca centrar los recursos en apoyar a los más vulnerables y a los sectores más afectados dado el elevado coste fiscal de medidas generalizadas.

La vicepresidenta ha explicado que, a la hora de tomar una decisión sobre la ayuda al combustible se tendrá en cuenta el precio del petróleo en los mercados internacionales, que varía mucho, por lo que el Gobierno esperará a diciembre para saber si se prorroga esta medida y en qué condiciones.