Varios expertos que han participado en el foro de debate ‘Temas que importan’, de la Fundación Notariado, han solicitado una legislación más clara, actualiza y homogénea en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que no penalice el ahorro y favorezca la inversión.

Así lo ha defendido también el presidente de la Fundación Notariado y del Consejo General del Notariado, José Ángel Martínez Sanchiz, que ha indicado que se trata de un tema «esencial» para familias, consumidores y empresas.

La vicepresidenta del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), Carmen Jover, ha expuesto el diverso panorama autonómico de la fiscalidad en Sucesiones, Donaciones y Patrimonio, temas que REAF viene estudiando a lo largo de los años.

Con respecto al Impuesto de Patrimonio, apuntó la gran diferencia entre su recaudación (1.300 millones en toda España en 2019) frente a la que suponen el IRPF o el IVA, con unos ingresos de 80.000 y 70.000 millones, respectivamente.

«Estos impuestos precisan una regulación más clara, homogénea y estricta; unas reglas generales que eviten ir caso por caso. Además, son muy antiguos; incluso recogen términos como el del ajuar, y deben actualizarse», manifestó.

De su lado, el secretario general de Cepyme, Luis Aribayos, realizó una foto fija del sector empresarial español y abogó por conocer esta realidad antes de legislar, donde el 99,8% de las empresas son pymes y sólo hay 5.100 que no lo sean.

Asimismo, hizo hincapié en una paradoja: «España es el país con mayor caída en su entorno del PIB y cuenta con una deuda récord, pero la recaudación tributaria es un 5% mayor». En este contexto, aseguro que el Impuesto de Patrimonio es un impuesto «inexistente en la OCDE y la UE».

«Tiene que desaparecer, no deben gravarse los bienes sino la capacidad de renta; el futuro impuesto a las grandes fortunas introducirá inseguridad jurídica en los inversores extranjeros. Y sobre Sucesiones y Donaciones, pedimos simplificarlos, no podemos tener dudas y limitaciones», ha indicado.

Por su parte, el presidente de Adicae, Manuel Martos, aludió a la justicia social de los impuestos y se mostró partidario de la reforma de Sucesiones, Donaciones y Patrimonio, pero no de su eliminación.