Castellana Properties obtuvo un beneficio neto de 26,4 millones de euros en los primeros seis meses de su ejercicio fiscal –de abril a septiembre de 2022–, lo que representa un incremento del 55% respecto al mismo periodo del año pasado.

Esta mejora se debe a los 7,2 millones de euros provenientes de la variación del valor de sus activos, importe significativamente superior al millón de euros que esta partida aportó hace un año, según figura en la cuenta de resultados de la socimi de centros comerciales.

En concreto, la última valoración de sus activos alcanza los 1.105 millones de euros, incluyendo su participación del 25,7% en Lar España, lo que supone en términos comparables un incremento del 1,1% respecto a la valoración realizada en marzo.

No obstante, la actividad también evolucionó favorablemente, con un aumento de los ingresos por rentas del 6%, hasta los 31,2 millones de euros, y también del 6% en el resultado bruto de explotación (Ebitda), que fue de 24,5 millones de euros.

La compañía cuenta con 16 activos, con una superficie total de 350.000 metros cuadrados, una ocupación del 98,4% y un plazo medio de los contratos de 12,1 años. Respecto a 2019, antes de la pandemia, las visitas a sus centros se ha incrementado ya en un 0,8% y las ventas de sus tiendas un 12,1%.

En el plano financiero, Castellana Properties acumula una deuda neta de 483 millones de euros, lo que representa en torno al 44% del valor de sus activos. El coste medio del pago de esta deuda alcanza un interés del 2,85%.

El consejo de administración ha decidido aprobar la distribución de un dividendo a cuenta del ejercicio anual terminado en marzo de 2022 de 0,07 euros por acción, por un importe total de 7 millones de euros, así como la distribución con cargo a la reserva de prima de emisión de 0,04 euros por acción por otros 4,3 millones de euros, que se entregará el 2 de diciembre.