El Ibex 35 ha iniciado la sesión de este miércoles con una subida del 0,1%, lo que ha llevado al selectivo a situarse en los 8.334 enteros a las 9.01 horas, en una jornada en la que los inversores estarán atentos a los índices PMI de la industria de la eurozona y Estados Unidos.

Además, las actas de las últimas reuniones tanto de la Fed, que se conocerán este miércoles, y del BCE generarán cierto interés entre los inversores, al reflejar todo el contenido de las últimas decisiones, por lo que podrían conocerse algunos detalles que no fueron revelados en ese momento.

De esta forma, tras anotarse ayer una subida del 1,6% y alcanzar los 8.300 puntos, su nivel máximo desde agosto, el selectivo madrileño iniciaba la sesión en positivo, si bien minutos más tarde invertía su tendencia y se dejaba un 0,2%, en un contexto en el que el mercado seguirá pendiente de la evolución del Covid-19 en China.

En los primeros compases de la sesión de este miércoles, las mayores caídas se las anotaban Endesa, que perdía un 5,22% en los primeros compases de la sesión tras actualizar su estrategia para el trienio 2023-2025. En concreto, ha revisado su estimación de resultado ordinario neto para este 2022, que era de 1.800 millones de euros, y ahora la eleva a unos 2.200-2.300 millones de euros, hasta casi un 28% más.

La compañía prevé además el reparto de hasta 5.390 millones de euros en dividendos entre sus accionistas en el periodo 2022-2025, ya que el grupo extenderá su política de un ‘pay out’ al 70% al último ejercicio del periodo.

Junto a Endesa también cotizaban en negativo Naturgy Energy (-0,73%), BBVA (-0,62%), Santander (-0,58%), Iberdrola (-0,46%), ACS (-0,45%) y Cellnex Telecom (-0,45%), mientras que en el lado contrario se situaban Aena (+1,15%), Repsol (+0,89%), Inditex (+0,41%) y Acerinox (+0,33%).

El resto de bolsas europeas abrían al alza con subidas del 0,1% para Francfort y París y del 0,3% para Londres.

Asimismo, el precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, se situaba en un precio de 89 dólares, con un ascenso del 0,74%, mientras que el Texas se situaba en los 81 dólares, con una subida del 0,72%.

Por último, la cotización del euro frente al dólar se colocaba en 1,0336 ‘billetes verdes’, mientras que la prima de riesgo española se situaba en 98 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 2,997%.