El Comité de Política Monetaria (CPM) del Banco Central del Paraguay ha decidido mantener de manera unánime los tipos de interés en el nivel previo, en el 8,5%.

Entre los motivos, el banco paraguayo ha apuntado a un deterioro de las perspectivas de crecimiento económico mundial, al mismo tiempo que ha apuntado a una reducción de los los precios de algunos productos como el trigo o el petróleo en las últimas semanas.

En concreto, en lo que se refiere al dato de inflación de Paraguay, este cayó del 9,3% al 8,1% en octubre, atenuado por la incidencia negativa del segmento de energía. Con todo, la entidad financiera ha apreciado un aumento en los previos de los combustibles que podría verse reflejado en la inflación de noviembre.

Así, el comité ha señalado que seguirá «atentamente» el contexto nacional e internacional, así como los cambios en las perspectivas de inflación, con el objetivo de llegar al horizonte del 4%. La próxima reunión se celebrará el 20 de diciembre, siendo la última del año.