La firma estadounidense de dispositivos médicos Medtronic cerró el segundo trimestre de su año fiscal, finalizado en octubre, con un beneficio neto atribuido de 427 millones de dólares (416 millones de euros), lo que supone un descenso del 67% en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, según ha informado este martes la empresa.

En este contexto, el presidente y consejero delegado de la multinacional, Geoff Martha, ha asegurado que se están tomando «acciones decisivas para mejorar el rendimiento» de la compañía.

Los ingresos en el trimestre fueron de 7.585 millones de dólares (7.393 millones de euros), un 3,3% menos. Por segmentos de negocio, la división de aparatos cardiovasculares facturó un 1,9% menos, hasta 2.773 millones (2.703 millones de euros), mientras que la de cirugía se situó en 2.070 millones (2.017 millones de euros), un 10% menos.

La rama de dispositivos médicos para neurociencia ingresó 2.186 millones (2.131 millones de euros) en el período, un 2,3% más, mientras que el área de diabetes se contrajo un 5%, hasta 556 millones (542 millones de euros).

El coste de los productos vendidos fue de 2.535 millones (2.471 millones de euros), un 1,4% más, mientras que los gastos de venta, generales y administrativos fueron de 2.617 millones (2.551 millones de euros), sin cambios frente al segundo trimestre del año fiscal anterior.

En el conjunto de los seis primeros meses de su año fiscal, Medtronic se anotó un beneficio neto atribuido de 1.356 millones (1.322 millones de euros), un 34,6% menos, al tiempo que las ventas netas fueron de 14.955 millones (14.616 millones de euros), un 5,6% menos.