El bróker XTB ha destacado las compañías de retransmisión de partidos como opción para invertir en fútbol, así como las de gestión de estadios o de patrocinio, según ha indicado la entidad en un comunicado.

En cuanto a retransmisión de partidos, la firma ha señalado la estadounidense de Comcast, propietaria de Sky Sports, o Amazon Prime Video, que está ganando terreno y desde este año emite en su plataforma partidos de la NFL, la MLB y la Premier League.

Sixth Street es otra de las opciones. Se trata de una empresa que se dedica a la gestión de estadios y que tiene entre sus principales clientes a los New York Yankees, al Real Madrid o al FC Barcelona, equipo del que ha comprado este año el 25% de los derechos televisivos para los próximos 25 años.

El sector del patrocinio es otro de los métodos de invertir en el denominado ‘deporte rey’, a través de empresas como Heineken y Pepsi Co, que están muy ligadas al fútbol por ser patrocinadores exclusivos en muchos de los estadios y eventos, así como Nike y Adidas, que patrocinan a más del 80% de los equipos que compiten en la Champions League.

«Además, las casas de apuestas cotizadas como Draft Kings y Flutter Entertainmet están teniendo un comportamiento destacado y el momento en el que más ingresan es en los grandes acontecimientos», ha señalado el analista de XTB Joaquín Robles.

Los propios equipos de fútbol son otra forma de invertir, si bien es cierto que es menos habitual ver cotizar en bolsa a un equipo de fútbol. De hecho, en las principales plazas europeas tan solo hay algunos clubes que han decidido dar el salto al parqué, entre los que destacan el Manchester United en Reino Unido, la Juventus en Italia, el Ajax en Ámsterdam o el Borussia de Dortmund (Alemania).

«El motivo parece claro, ya que principalmente las compañías acuden al parqué bursátil en busca de financiación, algo que los clubes suelen obtener gracias a entidades bancarias. Por si esto fuera poco, la forma jurídica que rodea a los equipos de fútbol es muy diversa, lo cual complica sobremanera la gestión del negocio», ha señalado Robles.

El analista ha explicado que hay mucha controversia con respecto a si merece la pena o no invertir en fútbol. «Por un lado, existe la creencia de que un club de fútbol se gestiona de forma distinta a cualquier otra empresa. El principal objetivo de cualquier compañía es incrementar los beneficios, mientras que para este tipo de negocios esta puede no ser su principal motivación», ha destacado.

No obstante, hay firmes defensores de que la inversión en deporte, y más concretamente en clubes de fútbol, puede ser sumamente rentable para un ahorrador. «El gran poder de marca con el que cuentan algunos clubes, unido al gran desconocimiento del público general sobre este tipo de acciones, añaden alicientes para llegar a considerar a los clubes de fútbol como una alternativa seria de inversión», ha apuntado Robles.

En lo que va de año, clubes como el Olympique de Lyon (Francia) o el Oporto portugués han logrado firmar subidas superiores al 40% y 5%, respectivamente, mientras que sus índices de referencia caían de media más de un 10%.

«La clave, una vez más, parece residir en contar con una buena situación patrimonial por parte de la entidad, una política de gastos eficiente y, muy especialmente, contar con la capacidad para obtener ingresos extraordinarios más allá de los éxitos deportivos que se cosechen», ha finalizado Robles.