Naturgy y la noruega Equinor han dado un paso más en su alianza en eólica marina con la firma de un acuerdo con el Clúster Marítimo de Canarias para promover y desarrollar acciones que potencien la competitividad del sector marítimo del archipiélago, también para futuros proyectos de ‘offshore’ en las islas, informaron las compañías.

En concreto, las dos compañías energéticas son promotoras del proyecto Floating Offshore Wind Canarias (Fowca), una instalación eólica marina flotante de unos 200 megavatios (MW) al este de Gran Canaria, en el que están trabajando para optar a la subasta prevista para el año 2023.

Así, la alianza de Naturgy y Equinor, junto al Clúster Marítimo de Canarias, identificarán y llevarán a cabo iniciativas conjuntas para promover la cadena de suministro de Canarias, a través de su integración en un desarrollo sostenible de las energías renovables marinas, incluido el impulso del proyecto eólico marino Fowca.

El acuerdo ha sido ratificado este martes en el marco del I Congreso Eólico Marino de la Asociación Española Eólica (AEE) que se celebra en Bilbao, y las dos compañías energéticas destacaron que es muestra de su compromiso «de tener en cuenta todas las sensibilidades sociales ambientales y económicas para el desarrollo del proyecto Fowca a nivel local, en un diálogo continuo con el territorio.

Tanto Equinor como Naturgy consideran que la coexistencia, compatibilidad y cooperación de las energías renovables marinas con la biodiversidad y otros sectores marinos es «imprescindible para
implantar este tipo de proyectos, así como un escrupuloso compromiso con todos los temas relacionados con la seguridad y la salud».

Ambas compañías alcanzaron el pasado mes de abril un acuerdo para
trabajar de manera conjunta en el análisis y oportunidades de la eólica ‘offshore’ en España.

La eólica marina flotante cuenta con gran potencial en España, cuyo primer paso está previsto que se dé en Canarias con la primera subasta de energía eólica marina el próximo año.

El proyecto Fowca, que conectará a la red de transporte a través de la subestación de Barranco de Tirajana III de Red Eléctrica Española (REE), se desarrollará con tecnología de plataforma flotante semisumergible. Esta tecnología, entre otras ventajas, permite instalar las estructuras más alejadas de la costa.

Este parque eólico marino contribuirá a reducir las emisiones de CO2 equivalentes a 350.000 coches al año. Según un estudio encargado a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, se estima que el proyecto podría generar más de 2.500 puestos de trabajo en todas sus fases, incluyendo puestos directos, indirectos e inducidos.