El Gobierno ha valorado que la OCDE haya revisado al alza la previsión de crecimiento económico para España hasta el 4,7% este año, superior a las previsiones del Gobierno (4,4%), y por encima a la media del crecimiento mundial (3,1%), del G20 (3%) y de la zona euro (3,3%).

Asimismo, para el año 2023 la OCDE augura que el crecimiento económico de España (1,3%) seguirá estando por encima de la media de la zona euro (0,5%) y de sus principales economías: Alemania (-0,3%), Francia (0,6%) e Italia (0,2%). No obstante, esta previsión es casi un punto inferior a las estimaciones del Gobierno (2,1%).

Con todo, fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital han destacado que, a pesar del contexto económico complicado, todos los organismos están revisando al alza la previsión de crecimiento de España para este año y prevén que España crezca claramente por encima del conjunto de la zona euro y la UE tanto en 2022 como en 2023.

INFLACIÓN: NO SE ESTÁN PRODUCIENDO EFECTOS DE SEGUNDA RONDA

En cuanto a la inflación, desde Economía valoran que la OCDE haya confirmado las previsiones del Gobierno de España de que en 2022 se ha alcanzado el pico y se irá reduciendo gradualmente, tal y como viene sucediendo en los últimos meses. En 2023 y 2024, la inflación en España –que se situará en el 4,8% en ambos años, según la OCDE– estará por debajo de la media de la zona euro.

De igual forma, el departamento que encabeza Nadia Calviño ha señalado que la OCDE confirma que no se están produciendo efectos de segunda ronda por la vía del incremento de los costes laborales. En efecto, el crecimiento anual de los costes laborales unitarios en España se ha mantenido por debajo del 1% en lo que va de 2022, por debajo de las cifras del resto de economías avanzadas y zona euro.