El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha criticado la iniciativa de Gobierno para aliviar la carga hipotecaria de familias vulnerables mediante un acuerdo con la banca, apuntando que «deja a muchas familias fuera» y «apenas va a reducir la cuota de la hipoteca».

En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, Echenique se ha referido a «las medidas que ha filtrado la vicepresidenta Calviño», las cuales, en su opinión, «casi no tocan los beneficios obscenos de la banca».

En este mismo mensaje, el diputado ha asegurado que desde su grupo parlamentario seguirán trabajando «para limitar las subidas abusivas de verdad». La propuesta ‘morada’ para proteger a los hipotecados vulnerables, recogida en una proposición de ley registrada el pasado mes de septiembre, pasa por un tope temporal a la subida de las hipotecas de tipo variable.

PDECAT Y ERC CELEBRAN EL ACUERDO A FALTA DE LEER LA LETRA PEQUEÑA

Por parte de ERC, Gabriel Rufián ha celebrado la iniciativa del Ministerio de Asuntos Económicos, aunque ha indicado que todavía queda ver la letra pequeña. «En principio nos parece bien que se ayude a la ciudadanía en torno a las hipotecas con la que está cayendo», ha señalado en los pasillos del Congreso.

Mientras tanto, Ferran Bel, del PDeCAT, ha subrayado que la iniciativa se trata de un «avance significativo» y desde su grupo están predispuestos a «poder colaborar» en la tramitación del decreto, que se aprobará hoy en Consejo de Ministros.

MÁS FACILIDADES PARA LA CONVERSIÓN DE HIPOTECAS A TIPO FIJO

El paquete de medidas anunciado por el Ministerio de Asuntos Económicos actuará en tres vías: mejorando el tratamiento de las familias vulnerables, abriendo un nuevo marco de actuación temporal para familias en riesgo de vulnerabilidad por la subida de tipos y adoptando mejoras para facilitar la amortización anticipada de los créditos y la conversión de las hipotecas a tipo fijo.

Para los deudores hipotecarios vulnerables (con rentas inferiores a 25.200 euros al año, tres veces el IPREM) se ampliará y reforzará el Código de Buenas Prácticas aprobado en 2012, de forma que podrán reestructurar el préstamo hipotecario con una rebaja del tipo de interés durante el periodo de 5 años de carencia (hasta Euríbor -0,10%, desde el Euríbor +0,25 actual).

Asimismo, se ampliará a dos años el plazo para solicitar la dación en pago de la vivienda y se contempla la posibilidad de una segunda reestructuración, en caso necesario.

Los hogares con renta inferior a 25.200 euros al año que dediquen más del 50% de su renta mensual al pago de la hipoteca, pero que no cumplan el criterio actual del incremento de un 50% del esfuerzo hipotecario, podrán acogerse al Código con una carencia de 2 años, un tipo de interés menor durante la carencia y un alargamiento del plazo de hasta 7 años.

EL GOBIERNO CONFÍA EN QUE SE SUME TODAS LAS ENTIDADES FINANCIERAS

La negociación que el Gobierno mantiene con las patronales bancarias (AEB, CECA y UNACC) y con el Banco de España continúa abierta, a falta de cerrar los últimos detalles.

La vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha expresado su confianza en que todas las entidades financieras apliquen y se sumen a las medidas para aliviar la carga hipotecaria a las familias más vulnerables y a las de clase media.