El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha pedido ampliar el Aeropuerto de Barcelona-El Prat para que pueda duplicar de 35 a 70 los vuelos intercontinentales de largo radio para que 5 millones de pasajeros no tengan que hacer escalas.

Lo ha dicho este lunes en un debate sobre los aeropuertos del futuro celebrado en el Iese, en el que dicho que estos pasajeros ahora deben hacer escalas para alcanzar su destino desde Barcelona o para llegar a la capital catalana.

«Tiene que ser habitual disponer de vuelos directos desde Barcelona a las principales ciudades de Estados Unidos, Sudamérica, Singapur, China, India, Japón y Sudáfrica», ha dicho.

La ampliación propuesta por Aena, con una inversión estimada de 1.700 millones de euros supondría un aumento de capacidad del aeropuerto de El Prat de 55 a 70 millones de pasajeros al año, con la construcción de una nueva terminal para vuelos intercontinentales, y un sistema de pistas segregadas.

Sánchez Llibre ha dicho que entiende que hay que articular un consenso claro frente al aeropuerto, «que ponga luz y estime los costes y los beneficios de su ampliación, cómo debe hacerse de forma adecuada y proporcionada, y también poner de manifiesto qué significa no hacerlo».

Ha recordado que en septiembre Foment constituyó la comisión para la ampliación del Aeropuerto de Barcelona para buscar el consenso de las administraciones públicas y alcanzar un pacto entre «todas las fuerzas políticas» que permita desarrollar la infraestructura.

Ha dicho que el objetivo de la comisión es conseguir un ‘sí’ de la ciudadanía para que Aena programe y realice la ampliación «de la manera más sostenible, con las medidas necesarias para minimizar el impacto acústico, respetando al máximo la biodiversidad del entorno con medidas compensatorias necesarias» y preparando toda la infraestructura para la descarbonización aeroportuaria.

El organismo cuenta con un plan de trabajo de nueve meses hasta finales de junio y su primer encuentro formal será el próximo 12 de septiembre, y a partir de entonces el sistema de trabajo será a través de comparecencias.

El líder de la patronal catalana ha criticado «la miopía de determinadas opciones políticas» que según él se escudan en el decrecimiento como solución, cuando ésta se centra más en la transición energética, en sus palabras.