Las acciones de Indra han subido en la sesión de este lunes un 2,77%, hasta los 9,64 euros, justo después de que el director general de Amber Capital y accionista de la firma, Joseph Oughourlian, abogue por la separación de la división de tecnologías y la de defensa para maximizar el valor de la compañía tecnológica.

El también accionista de Prisa ha defendido esta segregación en una entrevista en Bloomberg para maximizar el valor de la suma de las partes de la compañía, que ahora capitaliza algo más de 1.700 millones de euros.

«Estamos empujando para que haya o una división de la compañía entre tecnología (Minsait) y defensa, o una venta total o fusión de la división de tecnología con otra compañía», ha subrayado el directivo.

Oughourlian ha defendido que tanto la parte de tecnología podría valer «fácilmente» entre 1.500 y 2.000 millones de euros y la parte de defensa «al menos 1.500 millones de euros» por separado, lo que afloraría parte del valor oculto de la compañía.

Oughourlian cuenta con un 5,13% del capital de Indra, así como la autorización del Gobierno para llegar a un 9,9% del capital, si bien no ha comprado acciones desde el 21 de septiembre. De su lado el Estado, a través de SEPI posee más de un 25% de la compañía presidida por Marc Murtra.

La posibilidad de separar la compañía ya ha sido valorada en alguna ocasión por Indra, pero, en la última conferencia de analistas, el consejero delegado, Ignacio Mataix, pidió tiempo antes de retomar los análisis sobre esta posibilidad, ya que gran parte del consejo fue renovado a finales de octubre.