Baileys, marca propiedad de Diageo, ha obtenido la certificación B Corp y se convierte así en la mayor marca de bebidas espirituosas que se ha unido al movimiento B Corp hasta la fecha, según ha informado la compañía en un comunicado.

En concreto, este reconocimiento confirma que Baileys cumple con altos estándares de desempeño verificado, responsabilidad y transparencia en factores que van desde los beneficios para los empleados y las donaciones benéficas hasta las prácticas de la cadena de suministro y las materias primas.

Esta certificación es el último hito de Baileys en la apuesta por la sostenibilidad de la marca y respalda el plan de acción en sostenibilidad a diez años de Diageo ‘Sociedad 2030: Espíritu de Progreso’.

Al unirse a la comunidad B Corp, Baileys es una de las 5.500 empresas certificadas que trabajan en todo el mundo para crear una economía más inclusiva, regenerativa y equitativa para las personas y el planeta.

Respecto al impacto ambiental a nivel de granja, Baileys trabaja con la cooperativa de agricultores Tirlán, para apoyar a los agricultores irlandeses que suministran la crema irlandesa para su espirituoso.

La directora global de Marca para Baileys, Jennifer English, se ha mostrado encantada de unirse al movimiento B Corp. «Creemos que los momentos de indulgencia constituyen un acto de cuidado, no solo hacia nosotros mismos, sino hacia el mundo que nos rodea. Como la marca de bebidas espirituosas más grande del mundo que se une al movimiento B Corp, esperamos trabajar con las comunidades B Corp en los mercados de todo el mundo y asegurarnos de que estamos utilizando la dimensión de nuestro negocio para lograr un impacto positivo», ha subrayado.