El PSOE llevará esta semana al Pleno del Senado, donde Unidas Podemos no tiene representación, una iniciativa en la que proponen aumentar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta el 60% del salario medio, mientras que la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha apostado por una subida aún mayor.

Los socialistas forzarán una votación en una Cámara en la que su socio gubernamental, Unidas Podemos, no está presente, con el objetivo de que el Senado dé su aval a esta propuesta que ya lanzó en agosto el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá.

Sin embargo, Yolanda Díaz, titular del Ministerio de Trabajo, contestó por aquel entonces a su compañero en el Gobierno José Luis Escrivá proponiendo una subida aún mayor del 60% como consecuencia del alza de los precios por la inflación.

Ahora, el PSOE ha presentado esta iniciativa para que la actualización del SMI «vaya en coherencia con el Pacto de Rentas para repartir de manera justa la carga del impacto económico de la guerra en Ucrania».

En cualquier caso, sitúan esta subida en el artículo 27 del Estatuto de los Trabajadores, «previa consulta a las organizaciones empresariales y sindicales a través del diálogo social».