La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero, ha afirmado este lunes que la evaluación debe consolidarse como «una herramienta clave» en la sostenibilidad de las finanzas públicas.

Así lo ha señalado durante su participación en la jornada sobre el Spending Reviews organizada por el Instituto de Estudios sobre la Hacienda Pública de Andalucía (Iehpa).

Según ha explicado Herrero, la generación de espacios fiscales en el actual contexto económico es complicada y las perspectivas a medio y largo plazo apuntan a que esta situación se mantendrá o incluso ampliará en el futuro, debido a factores como el envejecimiento de la población. Por eso, ha indicado que es «fundamental» encontrar vías que garanticen la prestación adecuada de los servicios públicos con los recursos disponibles sin poner en riesgo la sostenibilidad.

La presidenta de la AIReF repasó la consolidación de la evaluación a lo largo de estos años desde el impulso europeo que recibió en 2016. En este punto, ha manifestado que hoy la evaluación es uno de los ejes centrales de la actividad de la AIReF. Además, la calidad de las finanzas públicas es una palanca de sostenibilidad dentro del nuevo marco fiscal que propone la Comisión Europea. En concreto, la Comisión señala que mejorar la calidad de las finanzas públicas deberá ser uno de los elementos centrales de los planes estructurales a medio plazo que deberán presentar los Estados Miembros.

Según Cristina Herrero, la evaluación ha venido para quedarse, pero ello exigirá «un verdadero compromiso» por parte de todos los agentes implicados. A su parecer, «la AIReF es una institución idónea para llevar a cabo evaluaciones, pero no debe ser la única», teniendo en cuenta que «las evaluaciones de la AIReF son complementarias a las de otros organismos».

Además, ha advertido de que «no solo debe haber evaluadores capacitados, también disposición por parte de las administraciones a ser evaluadas, conocimiento por parte de la propia Administración para integrar la evaluación y la eficiencia en sus procesos y, finalmente, voluntad política para que los resultados de las evaluaciones sean tenidos en cuenta».

LA EVALUACIÓN EN LA AIREF

Además de las claras sinergias que existen entre la función evaluadora y la de supervisión fiscal, la AIReF cuenta con otras ventajas comparativas a la hora de hacer evaluaciones, como su «independencia, pragmatismo, solvencia técnica y acceso a datos gracias al amparo comunitario y a los acuerdos de Consejo de Ministros o Consejo de gobierno a través de los cuales se encargan las evaluaciones».

Sin embargo, las evaluaciones de la AIReF, sin renunciar a encargos puntuales de administraciones particulares, deben centrarse en políticas de relevancia y corte transversal en las que tiene ventaja comparativa, ya que su ámbito de actuación se extiende a todas las administraciones públicas. Sanidad, educación, políticas de empleo, medio ambiente, dependencia, lucha contra la pobreza, administración de justicia o I+D son algunos ejemplos de las políticas que deberían analizarse.

Por su parte, el director de la División de Evaluación de Gasto Público, José María Casado, que intervino después de la presidenta, ha explicado cómo se ha incorporado la evaluación de políticas a la misión de la AIReF durante estos años y ha detallado los resultados de algunos estudios, como la institucionalización de la evaluación a propuesta de Castilla y León y otros encargos autonómicos relacionados con la Sanidad y la Educación.