Bankinter Investment, el área de inversión de Bankinter, ha lanzado una gestora de fondos de inversión alternativos con el objetivo de reforzar la actividad que la entidad venía realizando en este segmento y ampliándola a un universo más amplio de clientes.

Esta sociedad, Bankinter Investments SGEIC, se registró el viernes pasado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y estará disponible para los inversores que ya sean clientes de Bankinter a partir de 10.000 euros, al amparo de la nueva ley Crea y Crece.

El director general de Bankinter, Íñigo Guerra, ha señalado en un encuentro con los medios que ese cambio en la ley amplía esta forma de ahorro a las familias españolas, al rebajar el ticket desde los 100.000 euros, que solo estaba disponible para grandes patrimonios.

Guerra ha explicado que dado que los tickets de las familias son más pequeños que los de los grandes patrimonios, su inversión va a dirigirse a un fondo de fondos que va a invertir en los diferentes vehículos de activos reales, lo que permitirá diversificar la inversión.

Está previsto que el folleto de ese fondo se envíe esta misma semana a la CNMV y que esté listo para principios de enero, en tanto que Guerra ha incidido en que no habrá duplicidad en las comisiones.

Así, el objetivo de este proyecto es «convertirse en el fondo de ahorro de las familias», en el mismo sentido que ocurre en otros países con los planes de profesionales de los profesores o enfermeras, por ejemplo.

«Es una cosa muy seria, porque cuando tratas con el ahorro del conjunto de familias, que no tiene un ahorro disponible tan grande, tienes que ser más cuidadoso por definición. Nuestro modelo tiene la ventaja de darle acceso al mismo modelo que la banca privada», ha señalado Guerra.

El fin es que las personas vayan aportando poco a poco cantidades pequeñas para que cuando lleguen a la jubilación, tengan un ingreso descorrelacionado con los mercados.

A pesar de que este lanzamiento está pensado para clientes minoristas, también podrán invertir las cajas rurales, ya que la entidad considera que hay que apoyar a agricultores y ganaderos, según ha destacado durante el encuentro.

La nueva sociedad invertirá en sectores de la economía real seleccionados por su potencial de crecimiento: activos de infraestructuras, energías renovables, deuda privada, tecnología, agricultura, residencias de estudiantes, hoteles, logístico y medio ambiente, entre otros.

Así, apostará por activos reales, descorrelacionados con los mercados y vinculados a la inflación, que además son generadores de rentas anuales recurrentes, volatilidad reducida, con potencial de revalorización y de rentabilidad sostenida a largo plazo.

La entidad ha explicado que la filosofía de esta nueva sociedad es «aportar valor, contribuir al sostenimiento y desarrollo de nuevos sectores y crear puestos de trabajo», además de maximizar el binomio rentabilidad-riesgo.

Bankinter ha establecido un objetivo de rentabilidad distinto para cada tipología de inversión, ya que «no todas las inversiones tienen el mismo riesgo», como ha explicado Guerra. De esta forma, el fondo de renovables tiene un objetivo del 9%, mientras que la prevista para los supermercados es del 7,5%.

Actualmente, Bankinter Investment cuenta con más de 5.000 inversores y ha levantado 3.950 millones de capital, con 19 vehículos estructurados en seis años y 6.500 millones de inversión realizada. Para 2030, Guerra no ve descabellado alcanzar los 10.000 millones en capital levantado.

El director general de Bankinter ha añadido que la figura del socio es la pieza «clave»: entre estos y la entidad han aportado el 10,4% de la inversión total en Bankinter Investment.