Correos ha lanzado una campaña publicitaria para reflexionar sobre el impacto de la paquetería urgente en el medio ambiente, instando a los ciudadanos a reducir el ritmo y no abusar de este tipo de envíos urgentes, especialmente en estas fechas señaladas por el ‘Black Friday’ y la campaña de Navidad, en las que los envíos se disparan.

Bajo el título ‘So, humanos, so’ y el lema «no todo es urgente, pero cuidar el planeta sí», esta nueva campaña digital pone el foco en la necesidad de reflexionar si esa urgencia no es necesaria y existen otras formas más sostenibles para recibir un paquete, puesto que la entrega rápida supone una mayor contaminación para el planeta.

Según las estimaciones del sector para este año, durante los escasos dos meses de campaña, se realizarán más de 100 millones de envíos, y hasta el 50% de los artículos se devuelven, lo que multiplica el impacto medioambiental.

En este sentido, la compañía logística ofrece a sus clientes el servicio de ‘Envíos Responsables’, con el que la entrega se realiza en un plazo máximo de 72 horas desde que se hace el pedido, pero que permite optimizar las rutas, aprovechar al máximo el espacio en los vehículos y ahorrar combustible, reduciendo de esta forma las emisiones contaminantes.