El economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Philip Lane, ha asegurado que la institución volverá a subir los tipos de interés en su próxima reunión de diciembre, aunque ha rebajado las expectativas respecto del alcance del siguiente incremento, después de dos aumentos consecutivos de 75 puntos básicos, al apuntar que «ya no existe una plataforma» para considerar una subida muy grande.

«En diciembre haremos otra subida», adelanta Lane en una entrevista con ‘Market News’, aunque advierte de que «ya no existe una plataforma para considerar un aumento muy grande, como 75 puntos básicos».

En este sentido, explica que, si bien el nivel actual está aún por debajo de donde debería, cuanto más se haya subido de forma acumulativa, cambian los pros y los contras de cualquier incremento dado.

«Cuanto mayor sea el nivel de la tasa de interés, menor será la brecha restante a la tasa objetivo (…) cuanto más hayamos hecho, menos tenemos que hacer», apunta.

De este modo, el economista irlandés subraya la necesidad de tener en cuenta la perspectiva de inflación de diciembre y el diferente punto en el que se encuentra la eurozona y reconocer también que hay retrasos en el proceso de transmisión de las decisiones de la política monetaria.

Asimismo, en referencia al proceso de reducción del balance del BCE, conocido como ajuste cuantitativo (QT por sus siglas en inglés), Lane advierte de que no es algo interconectado con las subidas de tipos, aunque admite que se desea lograr «un progreso decente» en el aumento de la tasa antes de comenzar a planificar el QT.

«Para diciembre, habremos hecho un progreso decente en eso», añade, recordando que el Consejo de Gobierno del BCE tiene previsto establecer en diciembre una hoja de ruta, que se convertirá posteriormente en un plan más preciso que permitirá reducir la cartera de bonos adquiridos bajo el programa de compra de activos (APP).

«No creo que vayamos a estar reunión por reunión interconectando la decisión sobre tipos de interés con el ritmo para el próximo mes o dos. Probablemente debería ser más mecánico que eso», explica.

El BCE ha incrementado los tipos de interés en 200 puntos básicos en tres subidas consecutivas, las dos últimas, en septiembre y octubre, de 75 puntos básicos cada una.