El actual presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, y la vicepresidenta de Foment del Treball, Virginia Guinda, lucharán este miércoles, 23 de noviembre, por la presidencia de la patronal para un mandato de cuatro años de duración, como establecen sus estatutos.

Garamendi opta por revalidar el cargo que ocupa desde 2018, cuando asumió el compromiso de liderar a la CEOE guiado por los principios de «España, Empresarios, Encuentro, Evolución y Espíritu», como dijo entonces en su discurso.

El empresario vasco habló entonces de una «España sin complejos» y dos años después, en 2020, se vio contribuyendo a la gestión de la pandemia junto con los sindicatos y una coalición de Gobierno de izquierdas, con una buena sintonía con la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

La CEOE de Garamendi, los sindicatos y el Ejecutivo firmaron en ese tiempo 14 acuerdos, aunque las relaciones se fueron enfriando después de la pandemia, con el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), el Estatuto del Becario y el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) todavía pendientes.

El presidente de la CEOE ha asegurado en varias ocasiones que este cambio de actitud es ajeno a las elecciones de la CEOE y lo vincula con la situación económica del país que, en su opinión, requiere respuestas distintas a las proporcionadas por el Gobierno.

Hasta principios de noviembre, parecía que Garamendi tenía la carrera a la reelección despejada. Algunos empresarios, como el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, amagaron con presentarse a las elecciones de la CEOE, aunque retiraron su candidatura.

Sin embargo, a comienzos de este mes, la vicepresidenta de Foment del Treball, Virginia Guinda, confirmó su intención de competir por la presidencia de la patronal.

Guinda inscribió su candidatura con el respaldo de Foment del Treball, la patronal de cogeneradores industriales (Acogen), la Asociación Profesional Nacional de Gestores Administrativos (Apnga), la patronal automovilística Faconauto, la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (Fecic) y el Colegio de Gestores Administrativos. También presentó 37 avales, aunque solo son necesarios 20 como mínimo.

Los estatutos de la CEOE establecen que los candidatos a la presidencia deben contar con el apoyo de, al menos, 20 representantes vocales de la nueva Asamblea General, que, a su vez, sean representantes de, al menos, cuatro diferentes organizaciones miembro de pleno derecho.

GARAMENDI CON APOYO «APLASTANTE» Y GUINDA CON UN «INTERÉS REAL»

El presidente de la CEOE comentó hace unas semanas que se presentará a estas elecciones con un «aplastante apoyo de las organizaciones», con el respaldo de «todos los territorios menos uno» (Cataluña) y de «los grandes sectores».

En los últimos días, distintas organizaciones han reiterado su respaldo a Garamendi, como la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto), la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) o la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), entre otros, además de distintos territorios.

Por su parte, Guinda señaló que se estaba reuniendo con distintas patronales para exponerles sus planteamientos, que recibieron un «interés real y apoyo».

Aunque la vicepresidenta de Foment del Treball y candidata a presidir la CEOE ha evitado criticar a su contrincante, ha manifestado en varias ocasiones que en su proyecto habrá «más escucha y más transparencia» y buscará volver a las bases empresariales.

Guinda ha presentado un programa electoral con un modelo de gobernanza para la patronal «más compartido y con una escucha más activa», con una mayor participación de las patronales territoriales y sectoriales, así como una mayor transparencia y con más capacidad «propositiva».

También ha reiterado su intención de potenciar la figura de los empresarios, con una campaña de reivindicación constante del valor que aportan a la sociedad.

Respecto a la reforma laboral, la aspirante a la presidencia de la CEOE considera que se queda «corta» y no se adapta a la realidad laboral actual y aboga por recuperar los contratos temporales para que aporten «competitividad» a los negocios estacionales.

En cuanto al SMI, negociación tripartita pendiente, Guinda apuesta por «subir algunos salarios y bajar algunas cotizaciones salariales».

La Asamblea Electoral arrancará en primera convocatoria a las 9:00 horas, y en segunda, a las 10:00 horas. En esta, se procederá a la apertura de la sesión para abrir las mesas e iniciar la votación.

La hora de finalización de la votación está prevista para las 13.30 horas, cuando se iniciará el recuento de votos y, posteriormente, se proclamará al presidente o a la presidenta de CEOE para los próximos cuatro años.