Adif Alta Velocidad sigue avanzando en tres actuaciones clave para seguir abordando la transformación de la estación de Madrid-Chamartín Clara Campoamor, con el objetivo de duplicar la capacidad para trenes de cara a la liberalización del sector, que ha supuesto la entrada de nuevas compañías a la red.

En concreto, una de las operaciones va dirigida a duplicar la capacidad para la alta velocidad, que pasará de las seis vías actuales a un total de 12, más una vía de estacionamiento. En la actualidad se construyen 4 nuevas vías pasantes de ancho estándar y se convierten a estándar las vías 14 y 15 (antes en ancho ibérico).

El complejo ferroviario pasará así a contar con un total de 25 vías: doce de ellas destinadas a la alta velocidad en ancho estándar y trece a Cercanías y media y larga distancia en ancho ibérico, según ha informado la empresa.

Otra de las actuaciones es la ampliación de su vestíbulo hacia el norte, este y sur –con la que duplicará su superficie– y la reordenación y accesibilidad del flujo de viajeros, además de la optimización de los recorridos peatonales.

Asimismo, se recupera el antiguo vestíbulo de Cercanías bajo vías de la cabecera norte y, con él, los núcleos de comunicación vertical entre los andenes y el vestíbulo inferior, además de la conexión directa con Metro de Madrid, cuya puesta en servicio está prevista a principios del próximo año.

Las obras también tienen resolverán la bolsa de taxis –que se protegerá por una marquesina–, creando un edificio para consigna e independizando el tráfico urbano del tráfico interno de la estación, liberando así espacio y reordenando los viales.

Las actuaciones incluyen la realización de otras obras complementarias, como la construcción de un nuevo edificio técnico para instalaciones de alta velocidad en la cabecera norte y la ejecución de cimentaciones y pilas del cubrimiento de vías del lateral este de la cabecera sur, que servirá de apoyo para la futura cobertura de la playa de vías.

Durante la ejecución de estas actuaciones –la conversión de las vías 14 y 15, parte de la remodelación de vías de ancho ibérico y la recuperación de vestíbulo de Cercanías concluirán a principios del próximo año–, se ha mantenido el tráfico ferroviario y el servicio que la estación presta a los viajeros.