El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), organismo dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, han suscrito un acuerdo de colaboración para el seguimiento y evaluación del Plan Estratégico de la Política Agraria Común (PAC), en su triple dimensión económica, social y ambiental.

En concreto, este convenio, cuya duración prevista se extiende hasta 2025, cuenta con un presupuesto estimado de 1,8 millones de euros, que serán aportados al 50% por ambos organismos.

Esta alianza, firmada por el secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, y la presidenta del CSIC, María Eloísa del Pino Matute, es una muestra de la apuesta del Ministerio por incluir el asesoramiento científico en su toma de decisiones, mediante una gestión basada en el mejor conocimiento disponible.

Agricultura ha precisado que este acuerdo responde a la vocación del CSIC de informar, asistir y asesorar en materia de ciencia y tecnología a las entidades públicas y privadas, según se recoge en sus estatutos.

En el marco de este convenio, y dado el carácter multidisciplinar de la planificación de las políticas agrarias, el CSIC constituirá la plataforma temática ‘CSIC (PTI) Agriambio’, que permitirá la participación de diferentes centros de investigación y de organismos adscritos al propio Consejo, además de contar con colaboraciones potenciales de universidades y Organizaciones No Gubernamentales.

Además de la evaluación del plan estratégico, el convenio prevé la realización de otras actividades de análisis, estudio y generación de conocimiento, así como la puesta en marcha de actuaciones de comunicación y formación.

En este proceso, el CSIC llevará a cabo la planificación de muestreos, así como la validación de los datos, información y muestras recogidas por otras entidades. De igual forma, diseñará diferentes indicadores para mejorar el conocimiento de elementos relacionados con la actividad agraria, como el contenido de materia orgánica de los suelos, situación de las aves ligadas a hábitats agrarios, polinizadores y otros indicadores de biodiversidad, entre otros.

En septiembre de 2021, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación formalizó otro convenio con el CSIC, a través del Instituto Español de Oceanografía (IEO), para impulsar la investigación como base para una gestión pesquera sostenible.