El precio promedio de la luz para los clientes de tarifa regulada vinculados al mercado mayorista se desplomará el sábado un 51,1% con respecto a este viernes, hasta los 55,98 euros por megavatio hora (MWh), su nivel más bajo en lo que va de 2022.

En la subasta, el precio medio de la luz en el mercado mayorista –el denominado ‘pool’– se situará este sábado en 67,38 euros/MWh. El precio máximo se registrará entre las 21.00 y las 22.00 horas, con 123 euros/MWh, mientras que el mínimo para la jornada bajará hasta los 22 euros/MWh entre las 13.00 y las 14.00 horas, según los datos provisionales del Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE) recogidos por Europa Press.

A este precio del ‘pool’ se suma la compensación a las gasistas que tiene que ser abonada por los consumidores beneficiarios de la medida, los consumidores de la tarifa regulada (PVPC) o los que, a pesar de estar en el mercado libre, tienen una tarifa indexada, que para este sábado, por cuarto día consecutivo, arrojará un saldo negativo con -11,4 euros/MWh.

Esta caída en el precio de la luz para este sábado está motivada, principalmente, por una mayor participación de las renovables, especialmente la eólica, así como por la caída de la demanda, debido al fin de semana y los niveles del precio del gas en el mercado español, que cotizaba este viernes por debajo de los 53 euros/MWh en Mibgas.

Los 55,98 euros/MWh de este sábado representan el nivel más bajo desde que entró en vigor el mecanismo ibérico, el pasado 15 de junio, y el precio menor para los clientes de tarifa regulada vinculados al mercado mayorista desde el 20 de junio de 2021, cuando el ‘pool’ marcó para ese día 52,63 euros/MWh.

CASI UN 39% MENOS QUE SIN APLICARSE LA MEDIDA

En ausencia del mecanismo de la ‘excepción ibérica’ para topar el precio del gas para la generación de electricidad, el precio de la electricidad en España sería de media unos 91,42 euros/MWh, lo que supone unos 35,4 euros/MWh más que con la compensación para los clientes de la tarifa regulada, que pagarán así un 38,76% menos de media.

El ‘mecanismo ibérico’, que entró en vigor el pasado 15 de junio, limita el precio del gas para la generación eléctrica a una media de 48,8 euros por MWh durante un periodo de doce meses, cubriendo así el próximo invierno, periodo en el que los precios de la energía son más caros.

En concreto, la ‘excepción ibérica’ fija una senda para el gas natural para generación de electricidad desde un precio de 40 euros/MWh en los seis meses iniciales –hasta el 15 de diciembre–, y posteriormente, un incremento mensual de cinco euros/MWh hasta la finalización de la medida.

EL PRECIO DE LA LUZ CAE UN 22,7% EN LO QUE VA DE NOVIEMBRE

En los primeros 17 días de noviembre, el precio medio diario para los clientes de tarifa regulada vinculados al mercado mayorista –incluyendo el ajuste por el mecanismo del tope al gas (6,02 euros/MWh)– se ha situado en los 126,02 euros/MWh, lo que representa un descenso del 22,73% respecto al precio de octubre y de un 34% frente a hace un año, según datos de Grupo ASE.

Los analistas de la consultora consideraron que la caída del precio del gas en España (Mibgas), muy por debajo del europeo, durante las últimas semanas está detrás de la brusca reducción del ‘tope al gas’, actualmente por debajo del impacto que supuso en septiembre (102,56 euros/MWh) o en agosto (153,34 euros/MWh).

Además, el consumo eléctrico en la primera mitad de noviembre se ha desplomado un 9% con respecto al mismo periodo del año pasado. En los dos últimos meses, la demanda está por debajo del promedio diario de 600 gigavatios hora (GWh), algo que no sucedía desde los meses más duros del confinamiento durante la pandemia, cuando bajó hasta los 539 y 560 GWh en abril y mayo, respectivamente.

Detrás de esta tendencia están las altas temperaturas, la moderación del consumo en los hogares por los altos precios y la reducción del consumo industrial, que en septiembre fue del 10%. Además, el impulso del autoconsumo, que va camino de batir otro récord y superar los 1.500 MW instalados, también explicaría una parte del descenso, según añadieron los analistas de ASE.

De esta manera, en lo que va de noviembre, la demanda de gas para generar electricidad se ha reducido un 23,6% respecto al pasado mes de octubre. En parte gracias al descenso del consumo, pero también al impulso de la energía eólica, que va ganando protagonismo a medida que entran borrascas, y al acoplamiento de la central nuclear de Almaraz II, en mantenimiento desde finales de septiembre.

La menor demanda ha reducido también la generación de electricidad, que ha sido un 7,6% menor que en noviembre del año pasado. Sin embargo, la caída pudo ser aún mayor si no fuese por el saldo exportador a Francia y Portugal, añade grupo ASE.