Endesa estima que unos 219.000 de sus clientes se han beneficiado de la renovación automática del bono social desde que el mes de abril entró en vigor el Real Decreto Ley 6/2022 y prevé que la cifra de adheridos siga creciendo con la creación temporal de la nueva categoría de ‘justicia energética’, que ofrece descuentos del 40% en la factura.

Así, la eléctrica cuenta en total con casi 447.000 hogares adheridos al bono social, unos 26.000 más que a 31 de diciembre de 2021 y 75.000 más respeto al año en que estalló la pandemia, según informó la energética.

Endesa atribuye buena parte de este crecimiento al hecho que todas aquellas personas beneficiarias de este descuento -salvo las familias numerosas, que están sujetas a la vigencia de su carné- no tengan que tramitar ahora una solicitud de renovación cada dos años para verificar que siguen cumpliendo los criterios de asignación definidos por el Gobierno, ya que desde la eléctrica se hace directamente la comprobación con el Ministerio de Transición Ecológica para saber si el hogar en cuestión puede seguir percibiendo el descuento en la factura eléctrica.

Para aquellos que gozaban de la ayuda antes de la entrada en vigor de la normativa tendrán una prórroga automática de dos años tras finalizar el período de percepción. Dos meses antes del siguiente vencimiento, Endesa les avisará para que puedan presentar la solicitud y la nueva documentación acreditativa de acuerdo con los nuevos requisitos. A partir de ese momento las renovaciones también pasarán a ser automáticas cada dos años, siempre que se cumplan las condiciones.

Más allá de las renovaciones, Endesa prevé que el colectivo de beneficiaros del bono social siga creciendo en los próximos meses con la nueva categoría que el Gobierno impulsó a finales del mes pasado y que se regula en el Real Decreto Ley 18/2022.

El denominado bono social de ‘justicia energética’, dirigido a hogares con bajos ingresos particularmente afectados por la crisis energética, supone la aplicación de un descuento del 40% sobre el precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC) y estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2023.

Podrán acogerse a esta ayuda para su vivienda habitual las personas que tengan una renta igual o inferior a dos veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem) de 14 pagas y superior a 1,5 veces el Iprem de 14 pagas.

La entrada en vigor del nuevo Real Decreto Ley 18/2022 amplía los descuentos y los prorroga hasta 31 de diciembre de 2023. Así, para los consumidores vulnerables la ayuda pasa del 60% al 65%, mientras que para los que se encuentren en situación de vulnerabilidad severa se amplía en un 10% más, pasando del 70% al 80%.