Iberdrola ha iniciado la puesta en marcha en Extremadura de la planta fotovoltaica de Almaraz I. La instalación, situada, en la provincia de Cáceres, cuenta con una capacidad de 50 megavatios (MW), suficiente para abastecer de energía limpia a 22.600 hogares, superior a la población de la localidad de Navalmoral de la Mata.

Esta instalación está compuesta por más de 120.000 paneles solares que producirán cerca de 74.000 megavatios hora (MWh) de electricidad al año. Una cantidad que hubiera requerido de más de 13 millones de metros cúbicos de gas para ser generada por un ciclo combinado. La planta evitará la emisión a la atmósfera de 11.000 toneladas de CO2 anuales.

Además de esta instalación, anexa a ella se encuentra una segunda fotovoltaica Almaraz II, de 30 MW, en construcción avanzada. Cuando ambas plantas estén en funcionamiento producirán cerca de 120.000 MWh al año, suficiente para abastecer con energía limpia y competitiva más de 36.000 hogares, casi tanto como una población como Plasencia.

La construcción de Almaraz I y Almaraz II ha supuesto la creación de más de 300 puestos de trabajo locales, según ha informado este viernes Iberdrola en nota de prensa.

Con la puesta en marcha de Almaraz I y II, ya son más de veinte las instalaciones renovables operadas por Iberdrola en Extremadura, donde cuenta en la actualidad con una potencia verde instalada de 3.902 MW, de la que un 47% corresponde a las 12 plantas solares que la compañía tiene en funcionamiento en la región. De ellos, 690 MW han comenzado su actividad este año.